25 consejos para tener un cachorro en casa

4 comments

¿Vas a tener un cachorro en casa? ¡Qué bonita noticia! Y sin embargo, ¡cuánta responsabilidad! Aquí te dejamos algunas pautas para que puedas comenzar con buen pie. ¡No desesperes! Un cachorro da mucho trabajo, pero muchísimos momentos mágicos.

Ayúdate de la experiencia de un adiestrador canino, que pueda enseñarte sobre la comunicación canina y la forma correcta de hacer las cosas.Además, una buena educación para la convivencia será muy beneficiosa tanto para ti como para tu nuevo compañero.


  1. Si tienes oportunidad, visita varias veces al cachorro cuando esté con su madre y el resto de la camada, antes de llevártelo a casa para que se sienta cómodo contigo.
  2. No olvides llevarte una bolsita del pienso que esté comiendo para que pueda hacer la transición al que tú le vayas a dar poco a poco.
  3. Una vez en casa, déjale que husmee por donde quiera. En este primer momento debe tener vía libre para saber dónde ha ido a parar. En los lugares en los que más adelante no quieres que tenga acceso, no dejes nada que pueda interesarle en esta primera inspección.
  4. Deberás haber preparado un lugar para tu cachorro. Pon agua, algo de comida, y algunos juguetes.
  5. Déjale tranquilo. Está desorientado y nadie puede explicarle qué ha pasado con su mamá y el resto de la familia. No te separes de él, pero déjale relajado si es lo que necesita.
  6. Permite al cachorro tener su tiempo. Debe ser su decisión salir a buscarte. Si ves que tiene miedo, siéntate en el suelo o ponte en cuclillas. Que sea él quien se acerque, y si se aparta cuando le acaricias, dale más tiempo hasta poder hacerle mimos. Él te hará saber cuándo está preparado.
  7. La manipulación física y las caricias pueden resultarle muy invasivas. Deja siempre que sea el pequeño recién llegado quien tome la iniciativa. Cogerle en brazos, inmovilizarle, agarrarle o moverle a la fuerza serán acciones que le harán sentir incómodo o inseguro. ¡No lo hagas!
  8. Si al acercarte ves que retrocede, échate hacia atrás. Juega haciéndote pequeñito a su lado, flexionando las rodillas o de cuclillas, y mejor si las manos las mueves por debajo de su cabeza y no por encima.
  9. El olor que traen puede ser penetrante y desagradable. Sin embargo no es aconsejable que bañes al cachorro recién llegado… ni en los próximos días. Solo cuando veas al pequeño preparado, será el momento. Si ves que no le está gustando o que tiene miedo, por favor, no continúes.
  10. Es fundamental que tengan un horario fijo y puedan predecir la hora de comer, y tener acceso ilimitado al agua. Solo sabiendo que no les faltará sustento irán reduciendo su ansiedad. Respeta su momento de comer.
  11. Para evitar que se muestre posesivo con la comida, ¡no se la quites ni metas la mano en su plato! Hazle saber que la comida es suya, y que no tiene que temer que se la quites. Déjale tranquilo cuando esté comiendo y, si ves que no está incómodo con tu presencia, ponle alguna bolita más de pienso cerca de su plato, en vez de quitárselo.
  12. Intenta darle 3 o 4 tomas diarias de comida. Distribuye lo que debería comer al día en varias tomas y alárgalo el mayor tiempo posible en cuanto a días. Así no sentirá la necesidad de comer puesto que cada pocas horas podrá hacerlo de nuevo.
  13. Tu bebé de 4 patas no controla bien los esfínteres, y probablemente haya tenido que hacer sus necesidades dentro de casa o de una jaula en incontables ocasiones. Bájale frecuentemente a la calle, y siempre después de comer, jugar o dormir, pues son momentos en los que hará sus necesidades, y le irás acostumbrando a hacerlo en la calle. ¡Ten paciencia!
  14. Si llora, se asusta o se pone nervioso, ¡ve a darle atención! No os conocéis y vuestro vínculo no existe o es muy escaso, y debe saber que puede contar contigo cuando lo necesite.
  15. Ya habrá tiempo de enseñarle ciertas normas de convivencia. De momento, dale mimos, cuida de que no tenga ninguna mala experiencia y préstale apoyo en lo que necesite. No dejes que pida ayuda y tú no estés ahí para dársela.
  16. No le dejes solo durante las primeras semanas. Llévale contigo donde vayas o preocúpate de que haya siempre alguien en casa con él.
  17. Puedes comenzar a fomentar su independencia dejándole sólo en una habitación mientras duerme, y permitiendo que cuando se levante pueda ir a buscarte por la casa, y te encuentre. Después de varios días en casa, prueba a cerrar la puerta y aparecer a los pocos segundos, antes de que comience a inquietarse. Poco a poco lo irá normalizando, y podrás empezar a pedirle un poquito más de tiempo.
  18. Aunque no tenga las vacunas puestas, es conveniente bajarle a la calle en brazos o en una mochila para que vaya reconociendo olores, sonidos, objetos
  19. Acostúmbrale al arnés y a la correa mucho antes de querer usarlo para ir a la calle. Pónselo y quítalo frecuentemente mientras haces cosas divertidas como jugar o justo antes de comer. Evita la tensión en la correa y tirar de él, y le estarás preparando para que no tire en la calle.
    educando a un cachorro de beagle
  20. Tu cachorro tiene molestias en la boca y tendrá que cambiar los dientes. Durante este proceso estará deseando morder cualquier cosa que le calme. Ofrécele juguetes con los que pueda desahogarse y supervisa que no se los trague ni puedan causarle algún mal. Si te muerde las manos, ¡redirígele a esos juguetes!
  21. Si tienes niños en casa o cerca, estarán deseando conocer al cachorro. ¡Eso es maravilloso! Explícales la necesidad de respetar su espacio, sus tiempos, y que no es un peluche. Si son muy inquietos y ves que el cachorro se muestra nervioso o inseguro, ¡dales un tiempo! Poco a poco podrán acercarse con tu supervisión, pero ahora no es el momento.
  22. Con otros perros en casa, lo ideal es que se conozcan antes de la llegada al hogar. Puedes ir a un lugar cerrado pero amplio donde puedan conocerse desde la distancia, y poco a poco ir aproximándose. Dando por hecho que ninguno tiene problemas de conducta, ¡claro! Si crees que pueden tener problemas o no estás seguro de ello, consúltame para que os pueda ayudar.
  23. Si tienes más perros, no te olvides de ellos y sus necesidades, y comparte ratos a solas con cada uno de ellos.
    educando a un cachorro de beagle
  24. Mantén un espacio seguro y diferenciado para el cachorro y el resto de peludos, para que no tengan que competir por los juguetes (¡tampoco por tu atención o tus caricias!).
  25. Habrá un montón de cosas que tu perro hará y que no te gusten. Sabemos que regañar al perro no forma parte de su mejor educación, pero hacerlo cuando no has establecido un vínculo con él, sólo empeorará vuestra convivencia. ¡Enséñale cuál es la alternativa a ese comportamiento!

 

Un cachorro educado y confiado, podrá ser un adulto feliz.

 
Estos son sólo 25 consejos para que te pongas en marcha con tu cachorro, ¡pero hay muchos más! ¿Se te ocurre algún otro o tienes una forma diferente de llevar a cabo la adaptación de tu cachorro? ¡Déjanos leer tu comentario!

 
Enseñando a un cachorro
Grupo de Facebook · 3 miembros

Unirte al grupo

Espacio creado para aprender sobre los cachorros, su educación y su comportamiento.
Adiestramiento cooperativo y son violencia física o emocional.
E…
 


Miriam Sainz25 consejos para tener un cachorro en casa

Artículos relacionados

4 comments

Join the conversation
  • Cinta Rovira - 18 de noviembre de 2016 reply

    Hola. Nuestro bichon no deja de sorprendernos. Tiene aprox 1 año. Controla los es fineses pero a veces hace pis y caca donde lo hacía de bebé, mordisquear algunas cosas y ahora rasca los azulejos de la cocina. Es todo stress? De.noche duerme en cama con mi hija y mi marido lo coge en brazos en cuanto el perro lo pide =(

    Miriam Sainz Sánchez - 22 de noviembre de 2016 reply

    Hola Cinta.
    Lo primero es que no te preocupes porque tu marido le coja en brazos o porque duerma con tu hija. Ninguna de estas dos cosas debería hacer que el perro se hiciera sus necesidades en casa.
    Mira este artículo por si te puede servir. En él encontrarás una plantilla que te puedes descargar y que te ayudará a determinar los precursores y horarios para una rápida solución.
    http://www.animalnature.es/blog/club-canino/mi-perro-se-hace-pis-en-casa
    Si cuando la hayas rellenado durante una semana no terminas de ver claro cómo atajarlo, escríbeme de nuevo y lo evaluamos juntas.
    Un saludo.

  • Alicia Giménez - 24 de febrero de 2018 reply

    Hola, tengo un cachorro de unos 4 meses que lleva un mes en casa. Es bueno en general, no llora, duerme genial por las noches, hace pis en su empapados… El problema es que no hay manera de que pare cuando empieza a mordernos las manos y los pies, se transforma y nos hace sangre y todo. Tiene mordedores y juguetes pero cuando le da la locura nos lleva fritos. Que podemos hacer?

    Miriam Sainz - 28 de marzo de 2018 reply

    Hola Alicia y gracias por tu mensaje.

    Precisamente el tema de morder es uno de los más recurridos cuando hablamos de trabajar con un cachorro. Ellos necesitan morder porque están con el cambio de dientes, y además necesitan aprender que sus mordiscos hacen daño.
    Te recomiendo que leas este artículo en el que hablamos sobre los mordiscos de los cachorros y otro tipo de juegos.
    http://www.sentidoanimal.es/jugar-con-un-cachorro/
    Un saludo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.