Neotenia: ¿por qué mi perro se comporta como un cachorro?

No comments

Hoy en Siente a tu perro traigo un tema que me parece muy interesante. Con frecuencia vemos a perros adultos corriendo como cachorros, gritando como cachorros, jugando sin parar como cachorros… comportándose, en definitiva, como cachorros, aunque ya tengan más de 3 ó 4 años. ¿Por qué? Y es la respuesta a esta pregunta la que me parece emocionante 😉

Como todos sabemos, porque en el mundillo del perro, para bien o para mal, no hace más que repetirse, los perros descienden del lobo. Sin embargo es evidente que no podríamos tratar a un lobo como a un perro por sus grandes diferencias. En los perros domésticos que tenemos en casa se da la neotenia en mayor o menor medida, y eso nos lleva, entre otras cosas, a facilitar el adiestramiento y la enseñanza de nuestros peludos.

¿Qué es la neotenia?

Según nos indica la Real Academia Española, es la persistencia de caracteres larvarios o juveniles después de haberse alcanzado el estado adulto. Es decir, que nuestros perros, aunque ya sean adultos, continúan jugando, chupándonos, ladrando, pidiéndonos atención y siendo nuestros pequeños eternos cachorros prácticamente toda su vida. Es decir, que disfrutamos de una adolescencia perruna prolongada, que en el fondo es lo que hemos ido buscando con la domesticación. Pero no solo se mantienen los rasgos infantiles o juveniles en su comportamiento, si no también los corporales. Hace no mucho aparecía una nueva raza de perros, el Cava-poo-Chon, donde lo que se busca precisamente, una vez vez, a un eterno cachorro.

Distintos estadios de neotenia

Dentro de la neotenia podemos establecer 4 estadios diferenciados, aunque la posición de cada perrete puede estar también en estadios intermedios de uno y otro. Estos estadios son las fases por las que pasaría un lobezno antes de alcanzar el año, y se corresponden con los comportamientos que podemos observar en los perros adultos. Son:
 

Estadio del recién nacido

Abarca hasta aproximadamente los dos meses de vida del lobezno. Permanecen dentro de la guarida pegados a la madre y con el calor de los hermanos de camada. No han desarrollado temor ante el peligro aunque desconfían de lo que no conocen. Guardan su guarida y protegen lo que es suyo.

  • Características físicas de los perros: Morro corto, orejas pequeñas y caídas cuerpo rechoncho y andar torpón. La cabeza es grande en proporción al cuerpo y redondeada. Algunos ejemplos son el boxer, el dogo argentino, el mastín o el rotweiller.En general, los perros molosoides.
  • Comportamiento en los perros: Son perros muy apegados a sus compañeros humanos, que defienden fielmente su terrirotio, por lo que son buenos perros guardianes. Recelan de las personas o animales ajenos a lo que consideran su manada y aunque no buscan la pelea, no dudarán en mostrarse agresivos si lo consideran oportuno.

Molosos

 

Estadio del juego

Esta etapa del desarrollo del lobezno se coresponde con un máximo de 3-4 meses, cuando ya perciben todos los estímulos externos que les rodean con curiosidad. Desconfían de los peligros y las situaciones nuevas a las que se puedan enfrentar, y aún no muestran terrirotialidad sexual o alimenticia. Conservan su apego a la madre y recurren a la boca para coger las cosas con altísima frecuencia. Su predisposición al juego con sus hermanos lobos de camada es total, y pasan las horas correteando y jugando, a la vez que exploran su entorno.

  • Características físicas de los perros: Las orejas continúan siendo colgantes pero son considerablemente más grandes que en el estadio de recién nacido. Su hocico se muestra alargado y el cuerpo es ágil, con una figura estilizada.
  • Comportamiento en los perros: Aún no han desarrollado problemas por territorialidad en su entorno y mantienen un vínculo muy alto con su camada humana. Son buenos cazadores por su predisposición de atrapar las cosas con la boca y parece que su energía nunca termina. Deseosos de jugar y correr, podemos encontrar a las razas de caza, como los bracos y los retriever.

Perros de caza, bracos y retriever

 

Estadio del interceptor

Los objetos en movimiento les fascinan, y esto ocurre en los lobos entre los meses 4 y 6 aproximadamente. Necesitan interceptar y de algún modo controlar los objetos en movimiento, como los animales, y se comienza a desarrollar la conducta de caza.

  • Características físicas de los perros: Las orejas comienzan a erguirse o semi-erguirse, y el hocico aparece como en forma de cuña, alargado. Tienen una forma de caminar ágil con las patas alargadas.
  • Comportamiento en los perros: Son perros sensacionales para guiar a los rebaños, ya que tienden a reagrupar a los animales. La conducta de guarda la realizan igualmente de una forma exitosa, puesto que su reacción al movimiento es rápida y certera. Finalmente, el rastreo en estos perros también es una alta cualidad, gracias a su alargado hocico y su alta sensibilidad olfativa.

pastores

 

Estadio del depredador

La edad de los lobos en este estadio oscila entre los 6 meses y el año. Son ya cazadores avanzados y su edad les permite tomar decisiones, por lo que muestran más independencia de la manada.

  • Características físicas de los perros: Llama la atención su aspecto más similar al lobo, con un hocico más alargado y con una fuerte musculatura.
  • Comportamiento en los perros: Son perros independientes, a los que los ata un buen vínculo con sus cuidadores humanos, pero se muestran tímidos y reservados por lo general con los extraños y las situaciones nuevas. Hay que tener esto en cuenta para hacer una muy buena socialización desde cachorros para no alimentar sus posibles fobias. Pertenecen a este estadio los lebreles o galgos, y los perros nórdicos como el samoyedo o el alaska malamute.

Lebreles y nórdicos

 

Estadio del adulto

Para un lobezno esta etapa se alcanza a partir del año de vida. En este período su comunicación necesita ser a grandes distancias, por lo que dejará los ladridos de cachorro para comenzar a aullar. Es en esta etapa cuando se consolida como cazador en plenas facultades y muestra su lado más independiente.

  • Características físicas de los perros: Tenemos ante nosotros el ejemplar que más se parece a un lobo dentro de la alta gama de perros con formas y características diferentes. Sus rasgos faciales se asemejan a sus antepasados lupinos, con orejas erguidas y hocico alargado.
  • Comportamiento en los perros: Son perros muy independientes pero que respetan el vínculo con sus cuidadores humanos. Sin embargo, establecerán una marcada jerarquía dentro de su manada, ya sea de perros o personas, por lo que el entrenamiento diario, aunque sea en sesiones cortas, resulta muy conveniente. No hay que olvidar que, aunque sea el perro más similar al lobo, no deja de ser un perro domesticado desde hace varios miles de años.

Siberian Husky «Siberian-husky» de Utopialand – self-made (http://www.utopialands.com). Disponible bajo la licencia GNU Free Documentation License vía Wikimedia Commons

Es por esto, entre otras cosas, por lo que no podemos considerar a los perros como lobos, ni tampoco justificar su comportamiento en base al comportamiento que tienen los lobos. Hay similitudes, por supuesto, y conocer al lobo nos hace tener una idea de por dónde andan los tiros con nuestros perros domésticos, pero hay diferencias sustanciales que no podemos dejar pasar. Incluso, y como hemos visto, hay diferencias entre las mismas razas, siendo todas ellas canis familiaris.


Aprendiendo de tu perrete como individuo único que es, podrás entender la base de su comportamiento y manejar las situaciones que no te gusten o que quieras potenciar. Recuerda siempre que tu perrete es único.



Miriam SainzNeotenia: ¿por qué mi perro se comporta como un cachorro?

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *