Nacido el 25/02/2009, Skot fue adoptado anticipando su abandono de una camada no deseada. Rechazado por sus humanos, su madre y sus hermanos, desde las 4 semanas de edad se relacionó con personas hasta poder socializar con los suyos. Es, por lo tanto, un perrete que no dudaría en tumbarse contigo a recibir puro amor y pasar tiempo juntos. Aparte, le encanta jugar con pelotas o tiradores, y es fuente incansable de mimos.
Experiencia en programas de perro manta, TDAH infanto-juvenil, altas capacidades, fobias, y geriatría.
Actualmente jubilado, por lo que sólo es perro de acompañamiento en formaciones.

Miriam SainzSkot