Abandonado en la protectora

8 comments

Nunca he tenido que vivir la experiencia de ver a una persona traer a un perro a una protectora o perrera. Siempre aparecían de alguna situación sin persona responsable o simplemente los encontraba allí, tristes, muertos de miedo, sólos…

Nunca he tenido que vivir el momento de despedida, cuando esa persona es capaz de acercarse a su perro, a su compañero, quitarle el collar y la correa y dejarle en un chenil gris, en un suelo frío, en un habitáculo solo, y salir sin mirar atrás.


Nunca he percibido los ladridos de dolor de esa manera, de desesperación, de incomprensión, clavándose en mi corazón como cristales rotos, sin poderme explicar por qué esos cristales no se clavan en el corazón que se aleja.

Nunca he presenciado una vida que termina para comenzar una agonía que en ocasiones no se puede superar, adoptado o no en otra familia. Ni he podido quedarme sin palabras para explicarle a un perro que su familia ya nunca volverá, con pensamientos sólo quebrados por un nudo en la garganta que enjugaba mis ojos. En la confusión, nunca he visto a un perro sentarse, esperando su recompensa: volver con la persona que le acaba de abandonar, sin entender que siendo un «buen chico», no consigue obtener lo que espera y dejar este mal sueño atrás.

Siempre lo he condenado y lo he sentido, pero nunca podré olvidar ese dolor, esa pena, ese desasosiego, ese desgarro, de ver a un perro con la cara descompuesta intentar salir de un lugar donde nunca debió entrar.

Nunca, hasta hoy.



Miriam SainzAbandonado en la protectora

Artículos relacionados

8 comments

Join the conversation
  • Noel toro - 25 de noviembre de 2017 reply

    Mira es muy duro el abandono de un animal ido indefenso y su trauma que no termina hay después viene la más dura que es cuando la supuesta protectora te dice que para poderlo adoptar le tienen que amputarle sus órganos reproductivos con distanotas artimañas,-que es para protegerlos,que hacen su vida normal cuando es mentira,sufren trastornos,todo por dinero aunque te digan que no,hay otros métodos menos agresivos,pastillas anticonceptivas, basectonomia pero no les interesa van a lo suyo por todo esto tienen que pasar esto infelices.

  • Sara - 29 de noviembre de 2017 reply

    Aprovecho para destacar la labor de muchas protectoras, como SOS Galgos, que llevan años defendiendo a los galgos de los maltratos que reciben en nuestro país. Ellos tienen varios galgos en adopción y en régimen de acogida. Si queréis colaborar, echad un vistazo a su web.

  • Noel toro - 30 de noviembre de 2017 reply

    Quisiera adoptar una malinois hembra sana.

    Miriam Sainz - 5 de diciembre de 2017 reply

    Hola Noel.
    Tienes un montón de albergues, protectoras y perreras dispuestas a ofrecerte toda la información que necesites.

    Un saludo.

  • Mara Martinez - 19 de julio de 2018 reply

    Tengo un pastor belga de 7 meses de edad y acabo de adoptar una perrita de 8meses de edad pero resulto ser muy celosa y le quita todo a mi perro…. ….ya lo saco de su casita y le puse una cobijita para que no duerma en el piso y tambien se la quito…. que puedo hacer???

    Miriam Sainz - 1 de agosto de 2018 reply

    Hola Mara, gracias por tu mensaje.

    Es normal que un perro recién adoptado, que ha tenido falta de muchas cosas, comience teniendo protección de recursos.
    Intenta tener siempre diversos juguetes por la casa, de tal forma que no perciba que es ese o ninguno.
    No des importancia al juguete que ella tiene, o al objeto, y ofrécele al otro perrete cosas con las que jugar. Quitándole lo que ella necesita tener en «propiedad», sólo estarás reforzando su idea de que necesita protegerlo para que no se lo quiten.
    Obsérvales, y deja que entre ellos se entiendan, pero déjales de vez en cuando sus espacios separados para que no tengan que estar el uno en busca de las cosas del otro.
    Quitárselo a una para dárselo al otro, no sólo no sirve de nada sino que empeora las cosas
    ¡Cuéntanos cómo lo llevan!

  • Noel - 16 de agosto de 2018 reply

    Necesitas dedicarles tiempo para enseñarle y educarles cada ves que ella le quite la cobija o juguetes al otro se quitas en ese mismo instate siempre con la misma palabra,NO,asi ella asociara la palabra a lo que no puede hacer y te servira para cualquier cosa mal que haga,pero debes ser perseverante,yo tengo una pareja de malinois y ella era muy pocesiva hacia lo mismo hasta que le quite esa mania.,es lo que te puedo decir desde mi experiencia.

    Miriam Sainz - 18 de agosto de 2018 reply

    Gracias por tu aportación Noel.
    No estamos de acuerdo con el castigo como forma de educación, y por ello vemos necesario puntualizar sobre tu comentario que nos resulta mucho más amable poder crear un clima de confianza y de no-competición por los juguetes u objetos con los que los perros estén en contacto, para poder solucionar el problema.
    La solución no es castigas, sino dar una solución alternativa a la conducta con la que no estamos de acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.