Nacida en primavera de 2010, Lambretta vivía en la calle, hasta que se acercó a Miguel para ser adoptada. Es el saber estar hecha gata, independiente y sabia. Una gran amiga y maravillosa compañera de viaje.



Miriam SainzLambretta