Carta a ti, que estás a punto de abandonar a tu perro

6 comments

Ayer terminé abrumada. Alguien se puso en contacto conmigo para tener la conversación que muestro a continuación, sobre el abandono de su perro.

Abrumador, desgarrador, triste y lamentable. Y la verdad es que no sé cuál es el problema, si es de educación, o de empatía, de sentido común o de respeto. O quizá son un poco de todos y seguro que añadidos de muchos más.

Al margen de que esta persona esté pasando un proceso complicado por la toma de esta decisión, de lo cual no soy conocedora, la frialdad de querer abandonar a un perro en una protectora como «opción más adecuada» me llena de escalofríos. ¿Es una protectora la opción más adecuada? ¿De verdad que lo es?

Carta a ti, que estás a punto de abandonar a tu perro

Me entristece que un abandono se tiña de algo que no es. Me entristece que cuando estás diciendo a alguien que quieres dejar a una parte de la familia fuera de ella, lo justifiques con cosas injustificables. ¿Es que acaso la ayuda no existe? ¿Es que acaso si un perro tiene problemas para gestionar una situación de soledad (y más cuando ya ha pasado por otras manos que lo han abandonado previamente) no merece una oportunidad de ayudarle? ¿No merece el tiempo y el esfuerzo necesario para hacer que esa relación funcione?

Me deja atónita leer que ni siquiera has intentado agotar esa vía. «No creo que se pueda educar». ¿Y no puedes darle el beneficio de la duda? ¿Tanto has aguantado una situación insostenible que en vez de haber puesto los medios previamente (¡o al menos haberlo intentado!) te dejas llevar por el hartazgo hasta el punto de abandonarlo?

conversación abandono de perro

Porque, escúchame, lo que estás haciendo no es ni más ni menos que abandonarlo. Alejarlo de lo que conoce. No mostrarle la oportunidad de cambiar (de manos expertas, pues está confirmado por tus mensajes que no has podido hacerlo tú o nadie de tu entorno).

¿Te has parado a pensar que es posible que tu perro se ponga tan nervioso cuando te marchas porque teme el final que precisamente ahora le estás dando? Y que eso tiene solución, porque quienes trabajamos para ayudar a familias integradas también por animales, revertimos ese tipo de problemas continuamente, por mucho que a ti te parezca un problema único y singular. Pero ni siquiera pararte a preguntar… ni siquiera a mí, que me contactas porque sabes cuál es mi trabajo, y en ningún momento me pides siquiera un consejo. Ya está determinado. Al final, fíjate, tu perro estaba en lo cierto. Aquello que temía y lo que tanto te suplicaba que no hicieras, tú mismo lo estás haciendo realidad.

¿Qué crees que va a ocurrir en la protectora? ¿Crees que se va a solucionar su problema? ¿Crees que va a llegar alguien al día siguiente y va a ver a tu perro, adulto, con problemas de comportamiento («sí, es por lo que le trajeron aquí») y con una carencia brutal de confianza en que su nueva familia, si la encuentra, va a volver cada día después del trabajo?

¿Cómo crees que puede afrontar este perro el resto de su vida?

¿De verdad que nunca has parado a pensar estas cosas, o es simplemente que no quieres pensarlas para que los sentimientos de culpabilidad y de irresponsabilidad no te invadan?

Porque yo sí lo he pensado. Y no sólo eso: lo he visto. He visto el gemido desgarrador de un perro al que le acaban de abandonar, y he visto la apatía, pérdida de peso y depresión por la falta de contacto. He sentido su dolor, su desesperanza, su pena. He visto a perros no salir de su jaula durante más de un mes a pesar de los intentos de los voluntarios y personal de la protectora, a perros desperdigados siendo un número más sin cuidados precisos por la superpoblación de algunas protectoras, que meten y meten perros en sus instalaciones porque no pueden decir que no a otra vida atada a las puertas del recinto.

He tenido que convencer a perros de que los humanos no siempre somos tan malos, y he tenido que llorar, muchas veces, delante de muchos perros, pidiéndoles perdón por, otro día más, no haber encontrado una familia que les cuide en casa.

Y escribiendo esto tengo que parar, respirar hondo y continuar escribiendo… Y tragarme las primeras palabras que me vienen a la cabeza cuando leo el texto que me escribes.

No, tirar la toalla para mí nunca ha sido una opción, y por más vueltas que le doy, no consigo comprender lo que te lleva a hacer esto, por más palabras que me escribas, por más justificación que puedas darme.

conversación abandono de perro

Miriam SainzCarta a ti, que estás a punto de abandonar a tu perro

Artículos relacionados

6 comments

Join the conversation
  • Dalia - 27 de junio de 2018 reply

    Hola necesito ayuda, tengo un gran Danés y no encuentro piso de alquiler que me lo acepten al precio que me puedo permitir. Llevo 2 años buscando y la verdad que la situación es muy difícil. Estoy en paro y tengo 3 hijos, y e hipertiroidismo y depresión . Cuando la recogí tenía un buen sueldazo y era otra situación.
    No quiero que mi perra salga de mi vida, menos llevarla a perreras o protectoras.menos después de leer el artículo.
    Pero tampoco nadie se quiere quedar con ella.
    Ya he pensado de todo.
    Y el tiempo se me acaba ya que la vivienda es de un familiar político y solo quiere que me vaya, con lo cual, hay malos rollos familiares.
    Que hago???

    Miriam Sainz - 29 de junio de 2018 reply

    Hola Dalia, gracias por compartir tu comentario.
    Tienes una situación complicada, y valoro mucho tu lucha por no dejar a la perra en la protectora.
    No sé cuál es tu situación ni dónde estás buscando casa, pero por ejemplo en España por ejemplo tienes un grupo de Facebook precisamente enfocado en alquileres para personas con animales (https://www.facebook.com/groups/637814206259315/about/) y es posible que a través de las protectoras puedan ayudarte a buscar casa para tu perra, temporal o definitivamente si fuera necesario, sin tener que pasar por sus instalaciones.
    Mucha suerte.

  • Jose - 3 de mayo de 2021 reply

    Hola tengo 4 perros,, donde vivo es un lugar semiurbano es decir no es ni cerca de la ciudad ni tan alejado,,, el caso es que los 3 primeros perros (llegaron uno por uno) eran perros que estaban en estado de desnutrición eran solo huesos,, se les daba de comer y con el tiempo se quedaron,,, la cuarta perra es una pitbull rednoise que acepte de un amigo porque el no la podía tener y acepta la perra porque quería quedar bien con mi amigo pues,, el caso es que la tengo ya un año y medio,, hace unos cuatro días la perra pitbull mató a un becerro y dejó herido a otro vacuno,,,,,, ahora tengo que pagar 150 dólares por el animal muerto más las medicinas del otro,,,,, como no es la primera ves que he tenido problemas con la perra y la gente del sector quieren pegarse con todos los perros sino me me deshago de la perra pitbull me amenazaron de que iban a dar veneno,, de todos los perros el primero es un labrador al cual quiero mucho más que a cualquiera por ser muy especial,,, y la verdad no estoy dispuesto a a que lo maten por culpa de la perra pitbull,,,,, estoy en una encrucijada o le doy eutanasia o la voy a dejar en alguna zona alejada y abandonarla con el fin de que llegue alguna casa y la reciban

    Miriam Sainz - 10 de mayo de 2021 reply

    Hola Jose.

    Ambas opciones que comentas me parecen complicadas de aceptar.

    La mejor opción sería que encontrases una familia responsable donde la perra pitbull fuera feliz.

    Dejarla sola y abandonada no mejorará su situación en ningún sentido.

    Y eutanasiar a una perra que no se adapta al lugar donde vives y no buscarle una situación habitacional diferente, creo sinceramente que es una irresponsabilidad.

    Te pido encarecidamente que busques activamente una familia que pueda darle el cariño y las atenciones que tu en este momento no puedes.

    Un saludo y cuéntanos qué ha ocurrido finalmente.

  • me parecio muy mal este post - 17 de julio de 2021 reply

    Me parece que se humaniza a un perro en la nota y un perro NO ES UN SER HUMANO, no piensa sin duda que siente, pero NO es un humano..el escribir que el perro araña la puerta porque teme que la persona finalmente la abandone me parece carente de fiundamento y que se le dota al erro de una capacidad de analisis demasiado compleja (si quieres te paso refereencias de estudios cientificos al respecto)..
    Obviamente abandonar un perro está mal, otras soluciones siempre son mejores..pero, hay que tener la empatía suficiente de ponerse en el lugar de las personas que le piden ayuda a uno,.por ejemplo madres solteras que se quedan con el perro, 3 hijos y se van a un apto..un caso como muchos..obvimaente lo primero para esa madre que decide dar el perro en adopción y no encuentra familia que lo adopte..no va a ser su perro.. y lo irresponsable para esa persona seria poner al perro por delante de su nueva situacion de vida..no el buscarle un nuevo hogar a su perro

    Las situaciones de la vida de la gente son muchas y muy variadas..como para tildar de irresponsable a una persona que toma un perro en adopcion le da un hogar (O SEA YA HIZO UN BIEN AL SACAR AL PERRO DE LA CALLE.-.OBVIAMENTE SU INTENCION NO ERA DEVOLVERLO A LA CALLE) pero en algun momento tiene mil problemas y prioridades antes que el perro..y si a uno le piden ayuda..lo peor que se puede hacer es juzgar y hasta compartir el wsp..

    Hay maneras y maneras, por ejemplo podrias haberte propuesto intentar gratis a entrenar a su perro para darle una ultima oprtunidad.. como ayuda (tal vez esta muchacha no tenga siquiera dinero para pagar un entrenador) ..podrias haberte ofrecido tu ayuidarla a buscarle un hogar nuevo y bueno al perro..que si..es su familia pero NO no es un ser humano y no se le puede pedir a otra persona que tiene otras prioridades (digamos que hijos y vivienda son prioridad antes que un perro..es asi suena feo pero es asi a menos que uno sea un soltero adinerado que pueda elegir como y donde vivir)..

    simplemente me parece hay maneras constructivas y maneras destructivas..este post me parecio bastante destructivo..

    Miriam Sainz - 17 de julio de 2021 reply

    Gracias por tu comentario.

    Estoy contigo en que hay formas más constructivas, y sin embargo, no siempre tenemos la capacidad de encajar las cosas de la misma manera.

    El trabajo gratuito que realizamos de continuo, lo hacemos para ayudar a dar una mejor vida a los animales y sus familias. Llevo muchos años prestando mis servicios con gran variabilidad de precios, incluido el coste cero, pero en este caso, y si lees bien el contenido de los mensajes, no había intención de cambio (de ahí, precisamente, que no encajara bien la conversación).

    Como parte de la familia, como responsabilidad adquirida, resulta irresponsable simplemente darle la espalda, sea cual sea la situación, pretendiendo quitarse esa responsabilidad por dejarle en una protectora. Tras este baremo, las historias son muchas, efectivamente, y como tal hay que evaluarlas. Pero de nuevo, cuando te haces «responsable» de un animal, lo irresponsable es no atenderle como se merece.

    Vivo muchas historias de personas que no pueden hacerse cargo, por múltiples razones. La del whatsapp en concreto, es una de esas que me encogen el corazón. Es tirar la toalla sin previo intento de solucionarlo. Es querer que alguien simplemente valide la irresponsabilidad, y limpie las cosas que has ensuciado.

    La sensación de abandono no es complejo. Es algo que pueden sentir los animales diferentes a la especie humana, en determinados momentos de su vida. No estoy hablando de que el perro tenga concepto de que te has cambiado de casa y por eso no vuelves aquí. o que has cogido un avión y te has ido a otro país. Estoy hablando de la soledad, de la ansiedad. En cualquier caso, encantada de que me pases esas referencias de las que hablas, sobre todo para ver la datación, puesto que hay que estar al día con los avances de la ciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.