Tener perros y el embarazo

4 comments

¿Estás embarazada y no sabes si tienes que tomar alguna medida especial en la convivencia con tu perro? Por aquí te aclaro algunas ideas sobre perros y embarazo humano. ¡Sigue leyendo!

Higiene, ¿algún cuidado especial?

Es importante la higiene y salud de los animales con los que convivimos cuando hay una persona embarazada, pero no más que cuando no la hay. Es decir, tenemos que llevar tanto las vacunas al día de nuestros perros como las desparasitaciones externas e internas.

El único «pero«, por poner uno, que suelen nombrar los médicos, es la transmisión de la toxoplasmosis. Para ser honestos, también se puede entrar en contacto con ella a través de la carne cruda. Y en esto, tienen que tener más cuidado los que convivan con gatos a la hora de limpiar sus heces, pero con perros no tenemos este problema.

Por lo tanto, no, ningún cuidado especial entre los perros y el embarazo de la mujer, puesto que estos dos puntos ya deberían estar cubiertos aún sin haber ningún embarazo de por medio.

¿Puedo interactuar con mi perro igual que siempre?

¡Síííííí! No hay ningún problema. Háblale, juega con él, corre, etc. Siempre con cabeza, si tu perro es de los que juega muy bruto y rebota con las patas en la tripa, pues sí que intenta evitar juegos en los que se suba mucho o se ponga muy nervioso y dé lugar a eso, pero si no, ¡disfruta!

40 semanas de embarazo y dos perros

Amiga mía, en esto jugamos con ventaja. Lo primero que recomiendan las matronas es seguir realizando actividad física, obviamente con precaución. No hace falta que salgas a correr una maratón con ellos, pero seguir dando paseos con tus perros te ayudará a mantenerte en forma.

Sacar a mis perros cada día, me hacía seguir andando durante las cuarenta semanas de embarazo (en mi caso, 38). Me daba largos paseos por las mañanas, y así me permitía salir un poco del estado burbuja de embarazo. Parece que cuando estás embarazada, no puedes hacer nada: no cojas peso, no hagas esto, no te muevas… ¡pues no! Puedes seguir haciendo cositas, entre ellas disfrutar de un buen paseo cada mañana.

Además, aprovecha ese tiempo para disfrutar de tus perros. Cuando llegue el bebé, vas a tener unos primeros meses algo intensos y con probabilidad no podrás dedicarle todo el tiempo que les dedicabas, al menos al principio.

Mujer embarazada sentada en un banco con su Golden Retriever

Comportamiento de perros con embarazadas

A menudo he escuchado muchas historias sobre el comportamiento de los perros con mujeres embarazas: que si su perro lo notó incluso antes que ella y no paraba de lamerle la barriga, que si desde que está embarazada su perra no para de querer estar encima, etc. Frases como «estoy embarazada y mi perro no quiere comer​»,  «estoy embarazada y mi perro no se me acerca»  o » estoy embarazada y mi perro me ignora​» también las he escuchado.

Yo vengo a contarte mi realidad: no noté absolutamente ningún cambio en mis perros, ¡y eso que tengo dos!. Lo siento, no quería decepcionarte pero… nada, ni un solo “te toco un poco más la tripa” o “estoy más contigo”. A favor suya, no necesitaba ningún cambio en ellos, son unos perros maravillosos.

Lo que sí es cierto, durante el embarazo son muchos los trabajos en los que nos mandan a casa llegado el momento X. Tú perra sí que va a notar esto, pues vas a pasar más tiempo en casa. Entonces puede que sí tengas más momentos con ella de estar en el sofá, siestas, paseos… y eso se puede traducir en que la perra quiera pasar aún más tiempo contigo.

Así que, no sabemos si por estar embarazada en sí o por la nueva rutina, tendréis más ratitos de estar pegados.

Si has notado algo diferente en tus perros desde que hay una persona embaraza en casa, ¡déjalo en comentarios!

Por último, si vas a tener un bebé en la familia y no sabes cómo gestionarlo con tu perro, tienes disponible el servicio de sesiones online/a domicilio para que pueda asesorarte.

Foto de Mujer creado por freepik – www.freepik.es

Sobre la autora


Celia Lacasta

Educadora canina, Experta y Técnica en IAA, graduada en magisterio de Educación Primaria con mención en Educación Inclusiva. Le encanta el mundo animal y poder transmitir a las familias cómo conseguir una buena relación con su perro.

Celia LacastaTener perros y el embarazo

4 comments

Join the conversation
  • Ana - 19 de octubre de 2022 reply

    Hola. Estoy de 7 meses y mi perra se aísla en otra habitación y le acerco a mi tripa y no quiere olerla. También he notado que últimamente le gruñe a todos los perros y ella era muy buena con los animalitos.

    Miriam Sainz - 20 de octubre de 2022 reply

    Hola Ana, gracias por tu comentario.

    Lo cierto es que, a pesar de la idea romántica de que los perros chupan la tripa y te acompañan allá donde vayas cuando estás embarazada, la mayoría no registra cambios o, por el contrario, pueden llegar a mostrarse más esquivos o mostrar más reactividad. Tú tampoco eres la misma, y tus hormonas te delatan.

    Ten en cuenta que una tripa no es un bebé (ni huele, ni llora, ni se mueve igual que un bebé), y eso tendrás que trabajarlo independientemente.

    Por otro lado, tendrías que prestar también atención al cambio de comportamiento con otros perros. ¿Estás haciendo cambios en su día a día? Esto también puede afectar, y suele ser común en las mamás y papás que van a tener un bebé.

    Necesitarás buscar tiempos de calidad con tu perra, retomar cosas que le gusten para hacer juntas y enriquecer su día a día con juegos de olfato, salidas entretenidas, etc..

    No obstante, si la situación no mejora, te aconsejo que busques ayuda profesional para que el problema con otros perretes no vaya a más.

    Un saludo.

  • Bárbara - 17 de octubre de 2022 reply

    Hola mi perro era extremadamente pegado a mi no se me despegaba por nada desde que estoy embarazada siento q me ignora ya no me lame como antes no duerme conmigo y no me hace caso

    Miriam Sainz - 18 de octubre de 2022 reply

    Hola Bárbara, gracias por tu comentario.

    Por el embarazo las hormonas de tu cuerpo le comunican a tu perro que está habiendo cambios, y es posible que no esté cómodo con la situación, o simplemente que respete más tu espacio. No debería ser un problema, pues son circunstancias extrañas para todos, pero no olvides trabajar con él para la llegada del bebé, antes de que quede poco para que venga.

    Te recomiendo La Crianza Multiespecie®️ – Creciendo entre Perros https://creciendoentreperros.com para que puedas hacer un proceso adecuado.

    Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.