Diferencias entre adiestrador/a y educador/a canino/a

2 comments

Educador canino, adiestrador de perros, psicólogo canino, coach canino, especialista en modificación de conducta de perros, técnico del comportamiento canino, entrenador de perros y un montón de nombres más, a cual más pintoresco, para intentar atrapar comercialmente al cliente o a los posibles alumnos de un curso profesional.
¿Y cuáles son las diferencias? En este artículo, te intentamos aportar más claridad a todo este barullo.


Lo primero que habría que decir, es que no hay, hoy por hoy, una legislación a nivel nacional (y nada consistente a nivel local) que regules esta preciosa profesión. Sí, tenemos publicado en el BOE una serie de pautas reflejadas en el Instituto Nacional de Cualificaciones Profesionales (INCUAL) para ser adiestrador-educador canino, y en base a eso Sentido Animal y otras escuelas adaptan el contenido de sus cursos profesionales de Educadores/as Caninos/as para, el día que se haga oficial (ningún atisbo de cambio por el momento), poder homologarlo.

Es decir, que sin una homologación ni un respaldo oficial, cada uno puede llamarse lo que la imaginación le regale. A excepción de los etólogos, hoy por hoy sólo reservado a los veterinarios (antes desde otras carreras también se podía acceder, como psicología), que deben continuar sus estudios en esta especialidad para sacarse el título. Una persona etóloga es alguien que ha estudiador veterinaria (u otras carreras, como decía) y se ha especializado en comportamiento animal.

Una diferencia clara

Desde Sentido Animal diferenciamos claramente dos partes importantes dentro del mundo del entrenamiento con perros: adiestramiento y educación. Y aunque para educar a un perro obligatoriamente debes saber adiestrar, para adiestrar no es necesario saber educar (aunque sí sería interesante…).

INCUAL no hace esta diferenciación como tal, pero dentro de las competencias del adiestrador, incluye adiestrar y modificar conductas:

UC1741_2 – Adiestrar al perro con técnicas de adiestramiento de base
UC1744_2 – Realizar labores de primeros auxilios aplicados a perros
UC1743_2 – Realizar labores de cuidados e higiene canina
UC1742_2 – Modificar conductas no deseadas a perros

Y para nosotras precisamente esa es la diferencia que más sentido tiene. Si a partir de ahí, quien modifica conductas quiere llamarse… déjame pensar… «el jefe de la manada»… es algo puramente comercial (y en mi opinión, que transmite una idea equivocada de lo que debería ser cooperación con el perro en su educación).

Adiestrador/a canino/a profesional

Conseguir que el perro realice físicamente un comportamiento, es tarea de una persona adiestradora profesional.

Podemos hablar desde un sentado, hasta subir a una escaleta, coger un martillo, bajar la escalera, guardarlo en la caja de herramientas, cerrar la caja y llevarla a la repisa de la habitación de al lado. Eso es adiestrar.

Es decir, todos los trucos y habilidades que quieras enseñarle al perro, la mayoría de las competiciones deportivas en las que se piden ciertos ejercicios bajo señales más o menos claras o específicas, la propiocepción o los estiramientos corporales, forman parte del curso de adiestramiento canino.

¿Qué implica ser un/a buen/a adiestrador/a canino/a?

  • Conocer la comunicación canina a un nivel elevado, para poder entender «qué está pasando» durante el entrenamiento.
  • Manejar con gran soltura los registros de los entrenamientos que se hacen, y saber reconocer la información que nos devuelven.
  • Reducir tiempos y recursos al mínimo para la consecución de los objetivos del entrenamiento, con una tasa de éxito maximizada.
  • Conseguir comportamientos fiables y duraderos con el menor estrés y con el menor coste para el perro posibles.
  • Manejar ampliamente los diferentes tipos de refuerzos que sean relevantes para el perro, y construir unos nuevos en caso de que sea necesario.
  • Velar por el bienestar físico del animal, acorde a la edad y necesidades específicas del individuo.

Curso profesional de Adiestrador Canino

Educador/a canino/a profesional

Conseguir un equilibrio emocional y una convivencia adecuada en la sociedad, es tarea de una persona educadora profesional.

Las dificultades de los perros deben afrontarse de una manera global, buscando el porqué de los comportamientos que no deseamos y escogiendo la forma más efectiva y menos invasiva posible, a través de la metodología y las herramientas de las que disponemos para llevar a cabo los cambios.

Una persona que trabaja como educadora canina, sabe lidiar y cambiar la realidad de perros con miedo, alta ansiedad, problemas de marcaje, ingesta de piedras o ataque a personas o perros, por poner sólo algunas de las muchas posibilidades que podría escribir, además de, por supuesto, tener un manejo avanzado del adiestramiento canino.

En el curso de educador/a canino/a se trata esa la parte emocional del perro la que se debe de tener en cuenta para buscar el equilibrio y el punto de inicio de una vida plena y de crecimiento.

¿Qué implica ser un/a buen/a educador/a canino/a?

  • Absolutamente todo lo comentado antes en la parte de adiestrador/a canino/a profesional. Una persona que se dice educadora canina, debe ser también adiestradora. Es decir, es implícito a un/a educador/a saber adiestrar para dotarse de herramientas necesarias para poder pensar en las modificaciones de conducta.
  • Detectar las necesidades psicológicas, físicas y emocionales y proveerle de los ejercicios y terapias necesarias para su evolución favorable, sabiendo seleccionar en cada momento la más adecuada para su contexto individual.
  • Desplegar la psicología humana para comprometer y motivar a la familia humana del animal a llevar a cabo las terapias de una manera sencilla y adaptada a sus necesidades, factible y clara.
  • Saber detectar posibles problemas veterinarios que incidan o puedan incidir en el comportamiento del perro, que serán derivados a una clínica veterinaria de confianza.

Curso profesional de Educador Canino

¡La decisión en tuya!

Por toda la amplitud de cosas que se tratan en la parte de adiestramiento, es un curso totalmente adecuado para personas que quieren vivir con sus perros, y que pueden aprender a trabajar con ellos de una manera ética, divertida y sana. Son los pilares también de una formación profesional, muy necesaria, con una base científica y sistemática.

El curso de educador/a canino/a trata de buscar la solución a problemas de modificación de conductas no deseadas en perros, y de plantearte situaciones prácticas para que puedas hacerte un esquema mental de las posibilidades que existen antes de medir todos los problemas de perros diferentes por el mismo rasero.

Educador canino va enfocado a ayudar a nivel profesional a los perros y las familias que tienen problemas que no pueden resolver.

¿Necesitas más información? ¡Déjanos un comentario!



Miriam SainzDiferencias entre adiestrador/a y educador/a canino/a

Artículos relacionados

2 comments

Join the conversation
  • Ileana - 6 de septiembre de 2019 reply

    Me gustaría recibir más información. Yo trabajo con perros de terapia.

    Miriam Sainz - 6 de septiembre de 2019 reply

    Te lo mandamos a tu correo electrónico.
    Gracias por tu interés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.