Dog trackers: los mejores collares GPS para perros

No comments

A lo largo de la vida de un perro son muchas las situaciones que pueden darse que lo empujen a «fugarse» y olvidarse un rato de nosotros aún cuando tengamos un estrecho vínculo con él. Por ejemplo puede decidir marcharse en busca del origen de un olor maravilloso (normalmente con un concepto de lo maravilloso distinto del nuestro), atraído por algún ruido extraño o seducido por algún estímulo interesante, por ejemplo un pobre conejo que pasaba por allí en el momento equivocado. Esto puede hacer que se inicie una persecución en la que nuestro perro pierda la noción del tiempo y del espacio. O simplemente puede despistarse al confundir el silbido de otra persona a lo lejos con el nuestro. En nuestra mano está poner los medios necesarios para hacer que esto quede sólo en un susto y evitar que nuestro peludo acabe extraviado.

Sin duda lo mejor sería tener una llamada bien trabajada (en este artículo te explicamos cómo: Cuidando la señal de llamada) y disponer de una señal clara, única e inequívoca. Con esto conseguiremos que por muchas distracciones que se presenten, nuestro perro o perra tenga la capacidad y la motivación suficientes para buscarnos y encontrarnos lo antes posible. Pero incluso disponiendo de una buena llamada, son múltiples las situaciones excepcionales que pueden darse para que un perro acabe perdiéndose irremediablemente, como que el sonido de un petardo le haga entrar en pánico o el olor del celo de una perra le haga salir corriendo sin control.

Hasta hace poco tiempo la única forma de mitigar este riesgo era confiar en que la chapita de identificación prendida del collar o arnés de nuestro perrete o su chip (que recordemos no es un dispositivo de rastreo, sino únicamente de identificación) nos lo devolvieran. Pero aún dándose este final feliz, hasta poder recuperarlo sufriremos de un período de tiempo de incertidumbre, angustia y desasosiego no apto para cardíacos.

Afortunadamente la tecnología ha venido para ayudarnos a solucionar el problema de la pérdida de nuestros perros antes de ser demasiado tarde. Si bien los localizadores para perros o dog trackers llevan entre nosotros ya unos cuantos años, éstos eran antes armatostes muy poco prácticos y muy poco fiables. Pero hoy en día hay dispositivos de rastreo muy ligeros, resistentes al agua y a la suciedad y muy avanzados tecnológicamente, pues nos permitirán hacer un seguimiento en tiempo real desde nuestro móvil de la ubicación de nuestro perro en cada momento. Incluso aunque no llegue a producirse un extravío, nos aportarán otras ventajas, como llevar un registro de sus tiempos y lugares de paseo o compartir rutas con otros usuarios.

¿Cuándo es mejor usar un collar GPS para perros?

¿Son estos dispositivos para mi? ¿Merece la pena el desembolso? ¿Seré capaz de sacarle provecho a todas sus funciones? Empezando por la última pregunta, por supuesto que serás capaz. Su uso no puede ser más sencillo, y si sabes manejar un móvil no tendrás ningún problema en sacarle todo el partido. No difieren mucho a las pulseras inteligentes ni a las apps de seguimiento de nuestra actividad física que tantas personas utilizan a diario.

Para tratar de responder a las otras preguntas, lo mejor es analizar cuáles son las situaciones en las que su uso es más útil:

  • Las primeras veces que vayamos a pasear sin correa a nuestro perro/a.
  • Si no tiene una buena llamada. No basta con que venga bien 2 de cada 3 veces. En este artículo te mostramos cómo saber cuáles son los ingredientes de una buena llamada.
  • Incluso con una buena llamada, es muy recomendable el uso continuo de los collares GPS durante su período de adolescencia entre los 6 y los 24 meses de edad. Cuando es aún muy cachorro, el perro tenderá a no separarse de nosotros, pero cuando empiezan a ganar confianza es cuando comienza su período más rebelde y tenderán a prestarnos menos atención porque hay todo un mundo nuevo por descubrir que le resultará más estimulante que nuestras llamadas.
  • Durante los paseos nocturnos.
  • Durante las fiestas Navideñas o patronales, pues los petardos y los fuegos artificiales pueden hacer que se asuste y salga huyendo.
  • Cuando vayas a la nieve, especialmente si tu perro es de color blanco😉.
  • Cuando vayas a hacer senderismo o simplemente a pasear al campo, sobre todo si se trata de un entorno nuevo y desconocido que ofrezca grandes atractivos como una amplia variedad de olores, vegetación frondosa, animales silvestres, rocas, troncos, etc.

Si alguna de estas situaciones se dan de forma habitual en tu día a día, no te lo pienses, merecerá la pena la inversión en uno de estos aparatitos.

¿Cómo funciona un localizador GPS para perros o dog tracker?

Lo primero que conviene destacar es que no todos los localizadores para perros disponen de GPS. Básicamente hay 2 tecnologías distintas disponibles:

Localización mediante GPS

En este caso acoplamos un pequeño dispositivo al collar o arnés de nuestro peludo que integra un receptor GPS para conocer su localización geográfica en todo momento, un emisor que se conectará a alguna de las redes móviles disponibles para hacernos llegar dicha ubicación, ya sea a través de un SMS o mediante el uso de alguna app específica de mapas para ios o android, y una batería que permitirá que receptor y emisor funcionen adecuadamente durante un período de tiempo lo más prolongado posible.

Diagrama de funcionamiento de un localizador GPS

En caso de usarse una red pública de telefonía móvil para enviar la ubicación (en la mayoría de los casos es así), el emisor-receptor dispondrá asimismo de una tarjeta SIM con un número de teléfono asociado que permitirá el envío de mensajes SMS o directamente conectarse a Internet mediante una conexión 3G/4G para enviar la posición.

Localización mediante radiofrecuencia

Estos localizadores constan de 2 dispositivos separados:

  • Por un lado un emisor, que o bien se engancha al collar del perro o bien tiene forma de collar en sí mismo y se le ajusta al cuello del perro como otro collar independiente.
  • Por otro lado un receptor parecido a un terminal de teléfono móvil y que manejaremos nosotros de forma remota para visualizar la distancia y dirección a la que se encuentra nuestro perro.

Emisor y receptor deben funcionar conjuntamente, pero no necesitan de ningún otro dispositivo o red externa para hacerlo. Algunos dispositivos de este tipo incorporan un GPS en el receptor y dibujan la posición del perro o perros en un mapa. Otros como el de la imagen simplemente indican la dirección y la distancia a la que se encuentra cada uno de los perros.

Sistema de rastreo de perros Garmin Astro 430t5

¿Qué tecnología es mejor?

En su momento los rastreadores por radiofrecuencia tenían su sentido al usarse fundamentalmente en zonas rurales o de campo abierto cuando había muchos problemas de cobertura de la red móvil. Es por ello que su uso está más extendido en perros de caza u otros animales como vacas, ovejas, cabras, etc. También por este motivo disponen de baterías de mayor duración y suelen tener un peso y tamaño mayores.

Pero hoy en día las redes móviles ofrecen una mejor cobertura 3G/4G incluso en zonas rurales remotas y la mejora en la miniaturización de los componentes y una mayor eficiencia de las baterías, permiten disponer de dispositivos muy ligeros y duraderos con una alta precisión de incluso varios sistemas de posicionamiento por satélite al mismo tiempo (GPS, Galileo, Glonass). Además el precio es también un factor muy importante, y es que los localizadores por radiofrecuencia suelen ser considerablemente más caros.

Todos estos factores, además de la comodidad de poder usarlos a través de una app en nuestro móvil, hacen que sin lugar a dudas nuestra opción favorita sea la compra de un localizador GPS en lugar de uno de radio.

Precio y modalidades de pago

Todos los localizadores caninos tienen normalmente un precio fijo que se paga en el momento de su adquisión. Como ya hemos dicho será normalmente más alto en el caso de los rastradores por radiofrecuencia y más asequible en el caso de los rastreadores GPS. Los rastreadores GPS tienen un coste aproximado de 50-100 €, mientras que los de radio pueden costar perfectamente 300-400 €, o incluso varios cientos de euros más según el modelo.

Además de este precio de compra inicial, muchos modelos de localizadores GPS perros tienen un coste adicional de suscripción con distintos planes de precios mensuales o anuales a cambio de distintos servicios, como pueden ser su propia app móvil, servicio de conexión a la red y tráfico de datos, funcionalidades extra, etc.

Otros modelos no siguen un modelo de suscripción, pero en ese caso normalmente tendremos que comprar por nuestra cuenta la tarjeta SIM que permitirá el envío de las coordenadas a un proveedor de telefonía móvil. Tarjeta SIM de Things Mobile Conviene señalar aquí que existen proveedores alternativos a los operadores móviles convencionales como Things Mobile. Están especializados en conexiones de datos de baja densidad de tráfico como es el caso de estos dispositivos, que sólo necesitan enviar pequeños mensajes con una marca de tiempo y las coordenadas geográficas. Esto supone un volumen de datos muy pequeño, y por tanto su coste es muy reducido.

Criterios a tener en cuenta para elegir el mejor localizador para perros

Aparte de los criterios mencionados en los apartados anteriores respecto a la tecnología de localización empleada y modalidad de pago con cuotas o sin cuotas, existen otros criterios importantes a tener en cuenta a la hora de seleccionar el mejor producto de localización posible para nuestras mascotas:

Diseño

Prestaremos atención a los materiales empleados en la fabricación de los dispositivos, a su calidad y durabilidad. También a si es resistente al agua y a la suciedad, y si dispone de indicadores luminosos (leds) fácilmente visibles que nos permitan saber si está encendido, si tiene señal suficiente y si está transmitiendo correctamente.

Un aspecto al que no se presta suficiente atención y sobre el que nos gustaría hacer hincapié es hasta qué punto el rastreador es ecológico o no. Normalmente no podremos conocer lo sostenible que ha sido el proceso de fabricación, pero sí que hay algunas características que están en nuestra mano conocer, como el tipo de plástico o silicona con el que está fabricado el dispositivo, si se trata de materiales reciclables o no, o cómo de fácil o difícil puede ser perder el dispositivo en medio de la naturaleza.

Piensa que tu perro, sobre todo si es muy activo y enérgico, puede pasar por sitios muy estrechos a toda velocidad y raspar el localizador con ramas de árboles, zarzas, vallas de alambre, etc. Si el amarre del localizador al collar no es suficientemente firme y seguro puede desprenderse ante alguno de estos choques o quedarse enganchado y perderlo. Si tu perro vuelve sin él y todo va bien, es posible que lo encuentres mediante la propia aplicación de localización. Pero puede darse el caso de que caiga en un charco o en un río y a pesar de ser impermeable no ser capaz de transmitir bien la señal desde debajo del agua. O puede caer a algún sitio inaccesible que haga imposible su recuperación.

En cualquiera de los casos, piensa por favor que si no puedes recuperar el localizador, aparte del quebranto económico que te supondrá, este tipo de dispositivos normalmente están fabricados de material plástico no biodegradable y además incorporan una pila que contribuirá a la contaminación del medio ambiente. Por ello, por favor mucho cuidado a la hora de seleccionar el dispositivo adecuado: presta especial atención a que se fije firmemente al collar, intenta que los materiales de fabricación sean biodegradables, reciclables o al menos lo menos lesivos para el medio ambiente posible. E intenta seleccionar uno que ofrezca la posibilidad de emitir sonidos o destellos de luces de forma remota, lo cual ayudará a localizarlo en condiciones difíciles, pues la precisión del GPS es limitada.

Batería

Busca que la batería ofrezca la mejor autonomía posible, normalmente indicada por el número de miliamperios-hora o mAh (más es mejor), con un tamaño y un peso razonables. Pero presta atención también a aspectos como el tiempo de recarga o la tecnología de fabricación (mejor una de litio-ión (Li-Ion) que una de litio-polímero (Li-Po), y ésta mejor que una de níquel (Ni-Cd o Ni-MH).

Rango de temperaturas de funcionamiento

En un día primaveral todo funcionará estupendamente, pero no queremos que el dispositivo nos falle y no haga su función en un día frío o muy caluroso. Serán además los momentos en que más urgencia tendremos por encontrar a nuestro perro si se ha perdido. Elige un dispositivo que ofrezca un rango de temperaturas de funcionamiento lo más amplio posible.

Precisión

De nada nos sirve un localizador si las lecturas que nos ofrece no son lo suficientemente precisas y nos indica posiciones en las que ya no se encuentra realmente nuestro perro o perra. Pero también es importante que ofrezca una buena latencia, es decir, que el retraso de la señal sea mínimo. De nada nos servirá que nos indique que nuestro perro se encuentra en un punto si hace ya bastantes segundos o incluso 1 ó 2 minutos desde que pasó por allí y ya se puede encontrar a centenares de metros de distancia. Cuanto menor sea el retardo (idealmente menos de 5-10 segundos), más podremos disfrutar de una experiencia en tiempo real, y más seguro de utilizar será nuestro rastreador.

Fiabilidad

Es importante que tanto el receptor GPS como el emisor móvil sean de buena calidad para que la señal del localizador no sufra cortes. No hay nada más molesto que no poder localizar a nuestro perro por problemas de cobertura o porque la app de localización funciona a trompicones cuando más la necesitamos.

Aplicación móvil

Aspectos importantes son la usabilidad y fácil manejo de la app móvil y las distintas opciones que ofrezca. Por ejemplo, la posibilidad de grabar nuestras salidas y disponer de un historial de ruta con nuestros paseos y la posibilidad de seguir a más de un perro al mismo tiempo. También el establecimiento de una valla virtual (geofencing) que nos avise si nuestro perro se sale de un determinado perímetro que nosotros hayamos delimitado, la emisión de señales luminosas/acústicas, etc.

¿Cuáles son los mejores collares GPS para perros?

Estas son nuestras recomendaciones de los mejores rastreadores GPS para realizar un seguimiento de la actividad de nuestras mascotas y evitar que se pierdan:

Tractive

Perro con localizador GPS en el collar y app de Tractive

Se trata de un localizador GPS muy completo por un precio aproximado de 50 € más una suscripción de unos 10 € mensuales que se puede reducir a 5 €/mes si hacemos el pago anualmente.

Ofrece numerosas características interesantes:

  • Modo LIVE tracking con actualización de la posición cada pocos segundos, lo que permite hacer un seguimiento de nuestros peludos casi en tiempo real.
  • Batería de larga duración.
  • Resistente al agua.
  • Tamaño y peso reducidos, lo que permite incluso su uso en perros pequeños.
  • Geofencing: establece una valla virtual sobre el mapa de la app y recibe una alerta cuando tu perro/a se salga del límite establecido.
  • Seguimiento de actividad: lleva un registro histórico de los paseos y salidas de tu perro de forma sencilla y compárala con la de otros perros de tu misma zona.
  • Mapa de calor que te permitirá visualizar de un vistazo las zonas favoritas más frecuentadas por tu perro.
  • Posibilidad de emitir destellos de luz y sonido para encontrar mejor a tu perro si se ha hecho de noche o se ha ocultado en algún recoveco.

Como punto débil es importante señalar que el sistema de anclaje al collar está basado en unas gomas que no tienen mucha consistencia. Por experiencia propia, una de nuestras perras del equipo de Sentido Animal perdió un dispositivo de Tractive al pasar por el hueco de una valla que había en medio del campo. Al haber poco espacio y chocar el collar con el alambre de la valla, el GPS de la perra no aguantó y se desprendió del collar, con tan mala suerte de que no estaba encendido y no pudimos recuperarlo.

Esto nos lleva a otro punto débil: el sistema de encendido algo confuso y la pérdida de sincronización de forma esporádica. Aunque tiene un led que indica en color verde cuando lo encendemos y en rojo cuando lo apagamos, a veces cuando se enciende no se sincroniza con la app del móvil, que indica que sigue apagado. Esto te lleva a apagarlo y encenderlo de nuevo. Y a veces la notificación de encendido llega con retraso cuando en realidad está apagado, por lo que puede llevar a confusión y que soltemos al perro cuando en realidad está apagado.

Pero bueno, podremos salvar estos inconvenientes simplemente fijando con un par de bridas pequeñas de refuerzo el localizador al collar y con tener la precaución de no soltar al perro hasta que veamos efectivamente en el mapa de la app que se empieza a pintar la ruta.

Por lo demás es un producto muy completo, fácil de utilizar y muy útil.

Weenect Dogs 2

Perro con dispositivo Weenect en el collar

Al igual que el modelo anterior, el Weenect también tiene un precio muy similar de 50 € + suscripción de unos 10 € mensuales que se pueden reducir casi a la mitad con el plan de suscripción anual. Sus características son muy similares, aunque su sistema de fijación al collar es más sólido. Esto es así porque el collar se introduce a través de su funda de silicona como si fuera la trabilla o presilla de un cinturón.

Kippy Evo

 

Perro haciendo running con GPS Kippy Evo

Este modelo también tiene un coste de 50 € + suscripción de 10 € mensuales, también reducibles a la mitad realizando el pago anualmente. Sus características son muy similares a los 2 productos anteriores, pero ofreciendo una función de registro de la actividad más completa.

Invoxia Pet Tracker

App móvil de Invoxia Pet Tracker

Al contrario de los anteriores, este rastreador no sigue un modelo de suscripción, por lo que si buscas un localizador GPS para perros sin suscripción y sin cuota mensual, este sería el más indicado. Bueno, en realidad sí tiene una pequeña suscripción a partir del 4º año de funcionamiento, pues los 3 primeros están incluidos en el precio de compra inicial. Pero su precio es bajísimo (0,83 €/mes) en comparación al de los otros productos indicados. Por eso hemos decidido incluirlo en la categoría de localizadores sin suscripción. Eso sí, su precio de compra es más elevado, unos 120 €, por lo que habrá que hacer un desembolso inicial mayor, pero a partir de unos 14 meses de uso ya nos saldría mejor de precio que los modelos anteriores.

También al contrario que los otros, no dispone de tarjeta SIM ni hace uso de las redes móviles convencionales, sino de un tipo de red (LoRa) diseñada específicamente para dispositivos IoT como estos. Quizás hayas oído hablar de la tecnología Internet-of-things, o Internet de las cosas, que utilizan este tipo de redes. Su principal objetivo es el bajo consumo de energía de este tipo de dispositivos, por lo que la batería dura más tiempo.

Sobre el autor


Daniel López

Emprendedor, generador de ideas y mente inquieta. Apasionado de las nuevas tecnologías y amante de los animales.

Daniel LópezDog trackers: los mejores collares GPS para perros

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.