Perros y bebés recién nacidos

No comments

Con la llegada de un bebé recién nacido, todo son dudas e incertidumbre con respecto a nuestros perros de casa, sobre todo si eres primeriza. Por eso hoy te contamos un poquito más sobe esa primera experiencia, y qué cosas tienes que hacer para que perros y bebés convivan en armonía en casa.

En este artículo no voy a hablarte sobre qué cosas hay qué comprar para la llegada de bebés recién nacidos. Seguro que ya has leído mucho sobre eso, y creéme, luego no vas a necesitar tanto… sí voy a decirte qué puedes ir haciendo con tu perro para facilitarte/le la adaptación a un nuevo miembro de la familia. ¡Sigue leyendo!

¿Tienes los preparativos previos?

¡Bienvenida futura mamá! Si has llegado hasta aquí es porque o bien estás ya embarazada y te queda poquito para que nazca el bebé con un animal en casa, o quizás tienes ya un bebe recien nacido y perro en casa.

¿Ya tienes la habitación del bebé? Si es así, ¡genial! Puedes empezar a trabajar en esa adaptación, ¿cómo? Puedes realizar juegos de olfato en la habitación para que se familiarice con los objetos nuevos que hay.

Por ejemplo: esparce premios que le gusten alrededor de la cuna, cerca del cambiador, por el suelo… y deja que los busque.

Si tienes esa habitación como si fuese un cuarto estéril, y no dejas que tu perro lo conozca, el día que no puedas estar pendiente del perro y decida entrar a curiosear, estará tan emocionado por conocer lo que hay, que no tendrás ese estado de calma tan necesario para los primeros meses con la presencia del bebé.

¿Y el carrito? Si aún no tienes el carro en casa y tu plan es ir a por él la semana de antes, te sugiero que cambies de opinión. El carro es un objeto grande, que se mueve, con todo lo que ello implica para un perro (me pongo en situación de perros con miedos, o perros que el movimiento les acelera, etc. por ejemplo) y que además vas a usarlo desde el primer día que tu bebe llega a casa.

Por ello, te aconsejo que desensibilices progresivamente a tu perro del carro antes de que llegue el bebé, tanto para los paseos como para cuando lo uses en casa.

Para trabajar el carrito en casa, primero, deja que tu perro pierda la curiosidad o el miedo hacia este en parado. De la misma forma que con la cuna, puedes esparcir premios alrededor, en la cesta… y dejarle que lo huela y curiosee tranquilo.

perro beagle junto a un carrito de bebé recién nacido, durante el paseo

Si quieres trabajar el momento de mecer, puedes poner a tu perro en su cama y mientras meces el carro, ir entregando premios por permanecer tranquilo en ella. Empieza con movimientos suaves, y después podrás ir variando intensidad.

Pero la parte que más nos interesa, es la parte del paseo. Aunque soy más partidaria del porteo a la hora de sacar a mis perros con mi hija, en algunas ocasiones voy con el carro. Te interesa ensayar estos paseos con tu perro, para que no tenga miedo del movimiento de las ruedas y vaya huyendo, para que no te vaya pegando tirones de correa, para que no se cruce por delante del carro y acabéis todos hechos un nudo, etc. . Y también para ti, que adquieras destrezas de llevar el carro en una mano y la correa en la otra, sin que vayas perjudicando el paseo de tu perro, sin tirones y dejándole disfrutar también de ese momento que estáis teniendo como familia,

Y tú, ¿estás preparada?

Muchas cosas van a cambiar en tu día a día que de una manera más o menos directa van a afectar también al de tus peludos: los silencios, los momentos de tranquilidad, el tiempo del que dispondrás para dedicar a tu perro (y a ti), los paseos… Es necesario ir acostumbrando a tu perro.

No te preocupes, al principio te sentirás abrumada y pensarás que no llegas a nada. Después, con el tiempo, irás aprendiendo y desarrollarás ese poder de supermadre en el que puedes con todo. Pero mientras eso llega: no dudes en pedir ayuda, delega y déjate ayudar.

Así que ya sabes, si eres de las que como yo, quieres tenerlo todo controlado y a todos atendidos, vas a tener que hacer también un proceso de aceptación, y asumir que al principio, vas a necesitar mucha ayuda y que no pasa nada por ello. Mi perro y mi bebe recien nacido me lo han dejado claro. ¡Ánimo!

Mis imprescindibles

Y por último, aunque supongo que ya habrás caído en ello. Te cuento dos artículos que han sido imprescindibles para mi en los primeros meses de mi pequeña, en cuanto a combinación bebé-perro:

  • Fular de porteo. Especialmente para los primeros meses. Puedes usarlo desde el día uno. En internet tienes muchos tutoriales para aprender a ponértelo y, créeme, es genial.
  • Mochila ergonómica de porteo. Para cuando el bebé ya pesa un poquito más, sencilla de poner y respeta la forma de C de tu peque.

Son dos artículos imprescindibles para una familia multiespecie, que te van a permitir poder sacar a tu perro con la misma libertad que si fueras sin bebé, con la ventaja de que va contigo y se beneficia de tenerte tan cerca.

¡Bienvenida a esta nueva experiencia! Si crees que necesitas más asesoramiento para trabajar la llegada de tu bebé, no dudes en contactar conmigo, estaré encantada de ayudarte.

Sobre la autora


Celia Lacasta

Educadora canina, Experta y Técnica en IAA, graduada en magisterio de Educación Primaria con mención en Educación Inclusiva. Le encanta el mundo animal y poder transmitir a las familias cómo conseguir una buena relación con su perro.

Celia LacastaPerros y bebés recién nacidos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.