Chicken Camp nivel I – discriminación

No comments

En los dos últimos fines de semana he podido asistir al curso de Chicken Camp impartido por Carlos Bueren, de Animal Nature, única persona en España que ha completado todos los niveles directamente de Bob Bailey, certificado por él. Debo agradecer enormemente la oportunidad que nos brinda a los entrenadores de animales de realizar estos cursos en España, con la calidad y la forma de enseñar tan fantástica que mantiene siempre Animal Nature.

La experiencia ha sido formidable y muy interesante, condicionando las respuestas de las gallinas basándonos en el refuerzo positivo y por supuesto, en datos y datos que permiten evaluar de manera apropiada la evolución del entrenamiento que se está llevando a cabo.

La rapidez con la que aprenden las gallinas, tanto lo que deseamos que aprendan como lo que no deseamos, nos hace calcular los tiempos al segundo y permanecer atentos a cada respuesta del ave, con una precisión de reforzamiento exquisita y un criterio perfectamente definido para no caer en errores que puedan confundirlas y sobretodo, para no tomar decisiones mientras estamos trabajando con el animal. Las decisiones… ¡se toman antes o después!

Pensar  –>  Planificar  –>  Ejecutar

¡Qué maravillosa receta!

Más allá del aprendizaje en sí que el curso nos da sobre el análisis del comportamiento animal y el manejo de las herramientas para la consecución de los objetivos, se reafirma una y otra vez que no hay ninguna necesidad del uso de la violencia, y que todo lo que necesitamos cambiar en un animal puede venir de un entrenamiento ético. A estas alturas ninguna duda me cabe, ya desde hace tiempo, por lo que estoy completamente convencida de que el uso de la fuerza y la agresividad o el miedo a la hora de entrenar a un animal, ya sea de adiestramiento o para una modificación de conducta, únicamente responde a la falta de formación o a la ignorancia de no saber cómo pueden alcanzarse los objetivos del entrenamiento utilizando la cabeza, la imaginación, las herramientas de las que disponemos y por supuesto, cómo no mencionarlo, los datos que nos guían a definir uno u otro criterio para cada sesión de entrenamiento.


Muchas cosas me llevo en la maleta de este curso, muchas, y tengo la inmensa suerte de estar en disposición de aplicarlas desde este preciso instante con todos los perretes que llegan a mí a través de las clases o el entrenamiento a domicilio. ¿Se puede pedir algo más?

Chicken Camp - nivel I

Chicken Camp – nivel I

Chicken Camp - nivel I

Chicken Camp – nivel I

Chicken Camp - nivel I

Chicken Camp – nivel I

Chicken Camp - nivel I

Chicken Camp – nivel I

Chicken Camp, con Carlos Bueren y Demian Philp

Chicken Camp, con Carlos Bueren y Demian Philp



Miriam SainzChicken Camp nivel I – discriminación

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.