El gran error de las protectoras

21 comments

Antes de nada, y para quien haya seguido hasta ahora mi trayectoria no le resultará extraño esto que digo:

creo y apoyo profundamente la gran labor social que hacen las protectoras y albergues, así como los refugios de animales.

Dicho esto, hay algo que una y otra vez me encuentro como ejemplo de lo que jamás deberían hacer, por muy mal que estuviera la situación (que lo está).

El problema

Las protectoras (y englobo aquí al resto de organizaciones de este tipo) tienen una situación muchas veces desesperada, luchando contra viento y marea para poder recaudar fondos, para llevar una gestión lo más fructífera posible, controlando a voluntarios que vienen y van y contando con apoyos de la administración que en muchos casos no llegan, a pesar de ya prometidos y firmados.

Dificultades

Aunque hay ciertas excepciones, principalmente de perros de caza como podencos o galgos, no es común encontrar muchos perros de raza en las protectoras, y la gran mayoría son mestizos. Esto dificulta también a las protectoras orientar con fiabilidad sobre las características futuras de un cachorro.

También hay que tener en cuenta que todos los perros tienen un pasado que en la gran mayoría de los casos no se sabe cuál es, o no con certeza, lo que hace que cada animal sea único independientemente de la raza o la mezcla que tenga.

El error

Con una altísima frecuencia, las protectoras cotejan los datos que la familia adoptante indica, comprobando la ubicación, el número de miembros de la familia y sus edades, los metros cuadrados de la casa, etc., pero se olvidan de afinar en el carácter del perro con la forma de vida de la familia.


Creo que es un gran error «dispensar» perros sin tener el suficiente conocimiento de las necesidades que pueda tener el animal y la familia.

He visto barbaridades a la hora de recibir perros en adopción:

  • Grandes diferencias en el tamaño final del perro
  • Actividad del can totalmente opuesta a la de la familia, ya sea por exceso o por defecto
  • Dar en adopción animales cuyas características requieren un mayor entendimiento y manejo de los perros que otros a una familia poco experimentada.

El más bueno de la protectora

También es común pintar a todos los perros de «cariñosísimo«, «el más bueno de la protectora«, «ideal para cualquier tipo de familia» y cosas similares, cuando en muchos casos es bien conocido por las personas que frecuentamos las protectoras que alguno de esos perros ha matado a otros animales de compañía en el pasado, ha mordido a alguna persona o lo hace con cierta frecuencia o tiene grandes problemas para contener su actividad delante de los niños.

Una oportunidad

Todos ellos son perros que se merecen una oportunidad, que merecen ser felices y tener una familia que los adore, les enseñe y tenga paciencia con ellos, pero creo poco ético «endosar» un perro que se convertirá en un problema para una familia, e incluso llegará a ser un peligro para otros animales o para otras personas.

La necesidad de sacar perros en adopción que puedan paliar en cierta forma los gastos que éste ha ocasionado y dejar sitio para otro perro que si no ha llegado ya, estará llegando, lleva a las protectoras a cometer grandes errores como esos.

Quizá es desconocimiento, lo cual se puede atajar con un mínimo de formación o con la ayuda de entrenadores profesionales que también colaboramos como voluntarios en estos lugares.

Quizá es simplemente desesperación, que se ataja recordando que es probable que se esté causando un problema más o menos grave a la familia que, con todo su amor y su necesidad de salvar una vida, acepta llevarse a un perro que no debería.

perros adoptados

Sin embargo pasar por alto comportamientos ya contrastados y aún así ver la posibilidad de dejar una plaza libre en vez de redirigir al adoptante hacia el que puede ser «su perro ideal», no es de recibo.

Hay miles y miles de perros esperando una oportunidad, y dar en adopción a un perro que no es apropiado para una familia en concreto, le quita la posibilidad a otro que sí lo es de tener una vida más plena y feliz.

El asesoramiento

Muchos adoptantes van fijándose en el color o la apariencia del perro, y es aquí donde un responsable de adopciones de la protectora debería explicarles y guiarles hacia el animal correcto.

La gran labor de estas protectoras podría perfilarse mucho más si se tomara esto más en cuenta.

Y no sólo a nivel de las protectoras, sino que aquellos que nos consideramos profesionales del sector y amantes de los animales, deberíamos poner nuestro granito de arena para el asesoramiento a las protectoras y para ofrecer talleres y charlas gratuitas a los adoptantes para guiarles antes, durante y después el proceso de adopción.

Ójala avancemos en este tema y consigamos realmente dar el hogar apropiado a los perros que lo necesitan, y el perro que necesitan las familias que adoptan.



Miriam SainzEl gran error de las protectoras

Artículos relacionados

21 comments

Join the conversation
  • eva - 5 de enero de 2015 reply

    Me parece muy buena reflexión. Tanto con perros como con otros animales de compañía es muy importante dar con el compañero ideal. Cada uno tiene su carácter y su nivel de actividad, y siempre hay que anteponer este factor a lo bonito o no que te parezca.
    Las protectoras y asociaciones tenemos que ayudar a los animales, pero también sabiendo que ese animal y su nueva familia pueden congeniar, porque si no además la mayoría de veces acaba todo en abandono o devolución y encima con mal trago para todos y, en especial, para el pobre bicho.
    como bien comentas uno se puede formar y aprender. A veces se comenten fallos por muy precavido que se sea al seleccionar al nuevo compañero, pero con conocimientos y ganas de asesorar al adoptante se consiguen cosas maravillosas!! Un saludo

  • Vampida - 11 de enero de 2015 reply

    Totalmente de acuerdo. De hecho hace poco a un familiar le ocurrió esto mismo de lo que tratas en el post, fue a un albergue buscando su perro ideal, una familia con niños pequeños, ellos se fijaron en un perro por el físico y nadie les explicó su comportamiento, ¿conclusión? A los 3 días lo tuvieron que devolver porque no paraba de gruñir y amenazar al niño de la familia, de hecho mis familiares me llamaron pidiendo ayuda (tengo conocimientos y experiencia con perros) porque no sabían si el perro era así o era por el proceso de adaptación y a las dos horas de estar tanteandole yo misma me llevé un mordisco.
    Lo más gracioso es que la protectora cuando se lo contamos se molestó y nos faltó al respeto comentando que «ya sabían ellos que lo íbamos a devolver porque no nos veían muy seguros» y comentarios por el estilo a cada cual más surrealista. Por supuesto ni una disculpa.
    En definitiva… estoy totalmente de acuerdo contigo, y creo que es necesario que la gente que esté buscando un animal sepa de estas «artes».

  • Miriam - 11 de enero de 2015 reply

    Creo que generalizar sobre la forma de gestionar las protectoras no es lo mas adecuado, estoy de acuerdo en que muchas solo se preocupan de endosar animales, pero otras muchas hacen mas que eso. yo como voluntaria de una de ellas puedo decir que en este caso estas totalmente equivocada, ya que en esta en particular se busca un adoptante ideal para ese animal y viceversa, y sino no se da. precisamente me encuentro con mucha gente se queja de lo exigentes que somos en algunas protectoras. además muchas veces esos perros que según comentas muchas veces han «atacado» a personas, tienen una segunda oportunidad porque se les hace terapia y sobre todo se entrega a su adoptante ideal, aunque tarde en aparecer. me parece muy injusto que por ser adiestradora canina creas que ya puedes juzgar las asociaciones sin conocerlas desde dentro. creo q las reflexiones deberían de hacerse intentando hacer adopciones en distintas protectoras y ver que es lo que realmente ocurre, y no guiarse por un simple opinión sin apenas fundamento.

    Miriam Sainz Sánchez - 12 de enero de 2015 reply

    Hola Miriam.
    Agradezco tu comentario como el resto de ellos, tanto en Facebook como en esta web de Siente a tu perro.
    Te diré que no tengo experiencia en una protectora, si no en 3, trabajando para poder rehabilitar perretes y también como adoptante de una maravillosa perra, de las dos que tengo. Conozco de cerca el funcionamiento de la dirección y de los voluntarios, de las formas, de los conocimientos que tienen unos y otros… y ciertamente dos o tres protectoras no son un porcentaje abultado, pero como profesional tengo que tratar cantidad de perros que «no son lo que buscaban» mis clientes, por tamaño, energía o porque no sean aptos para estar con niños o con otros animales.
    Segura estoy de que hay protectoras que se toman esto muy en serio, pues afortunadamente tengo contacto con varias de ellas y sé que su esfuerzo es máximo, y que algunas también se apoyan en educadores caninos EN POSITIVO (que las hay que no, irónicamente).
    Todos los perros merecen una oportunidad, como bien apunto en mi texto, pero hay que saber que no todos los perros valen para todas las familias, ni todas las familias para todos los perros. Creo que idealmente habría que hacer autocrítica desde las protectoras y, si las cosas se están haciendo correctamente, no solo continuar por ese camino, sino mostrarlo a quienes por desgracia aún continúan lejos de hacer lo correcto.

  • Jose - 12 de enero de 2015 reply

    No se en que ciudad estan uds, pero sus realidades son muy diferentes a la mia. Yo soy de Lujan, Bs As, y la situación aca es desesperante.. Hay cientos de perros en las calles y cuando se juntan muchos la municipalidad los mata o los envenenan. No tenemos tiempo ni recursos para elegir familias «ideales».. Se hace lo poco que se puede.. 🙁

    Miriam Sainz Sánchez - 12 de enero de 2015 reply

    Hola Jose.
    Mi ciudad está cercana a Madrid, España, y entiendo perfectamente lo que dices. Sin embargo, se trata de salvar la vida del perro de la mejor manera posible, no de darle una salida por la cual terminará siendo abandonado de nuevo o teniendo una vida infeliz o haciéndola infeliz a su familia. Tanto la vida del perro como la de la familia es importante aquí.
    Por supuesto, cuando no hay más remedio o cuando la necesidad hace que haya que salvar la vida del perro como sea, la realidad cambia. No obstante, creo que debemos tenerlo muy en cuenta como el objetivo a alcanzar, pues si no al final tendremos a perros pasando de mano en mano y gente desencantada con las adopciones, que terminará eligiendo otra vía para compartir su vida con un perro que consideren mejor, lo sea o no. A nadie ayuda esa situación.

  • mf - 13 de enero de 2015 reply

    buenos días:

    ayudé a mi ex pareja a adoptar un mastín de dos años y yo tengo un gato adoptado. En el caso del mastín, siempre me preocupó el carácter del animal, era una perra con un pasado trágico que tenía sus problemas…yo le insistía en llevarla a un educador porque un animal de ese peso y carácter podía traer problemas pero el decía poder llegar a dominarla…lo cual o era cierto. Ya no se de ella ya que vive fuera de España pero esta experiencia me llevó a meditar sobre todo este proceso y creo que las asociaciones deberían tener educadores caninos afiliados y, igual que es obligatoria la esterilización debería de serlo un mini curso de adiestramiento canino para evitar problemas.

    Miriam Sainz Sánchez - 13 de enero de 2015 reply

    Hola mf.

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Gracias por tu comentario.

  • eva - 14 de enero de 2015 reply

    En cuanto a tu artículo, estoy mas o menos de acuerdo. Lo que no me ha gustado y creo que sobra es la ultima foto del pastor negro como mordiendole a un hombre. Ya tienen bastantes prejuicios contra ellos y de sobra es sabido que los perros grandes y negros duran mucho en la protectora. Yo adopte uno idéntico al de la foto y es un sol. Por favor, cuidado con eso.

    Miriam Sainz Sánchez - 14 de enero de 2015 reply

    Tienes razón Eva. Busqué fotos y solo encontré perros potencialmente peligrosos (ppp) con cara de asesinos… y tampoco me pareció justo, por eso escogí la foto que más o menos era más neutra, y no me fijé en el color del perro.
    Si dispones de alguna foto libre de derechos estaré encantada de cambiarla, aunque siempre habrá alguien que por raza, color, tamaño o actitud podrá sentirse igualmente molesto con las fotos…

  • Eduardo Sánchez Juncal - 22 de enero de 2015 reply

    Totalmente de acuerdo contigo Miriam, yo soy Mexicano y mi oficio es tambien de Entrenador Canino en obediencia y me sucede exactamente igual, yo pienso que hay muy buen corazón pero sin razón y creo q a la mayoria de los protectores les falta mucho conocimiento del universo canino ya que la labor que realizan es muy importante y por lo mismo requiere ser avalada o certificada, no nada mas buen corazón,’un perro rescatado necesita ser rehabilitado ademas de fisica conductualmente y eso lo hace un profesional (Etologo) que avale si se puede rehabilitar de que manera a que tipo de persona o familia se debera dar y bajo que circunstancias,con o sin niños, etc. y desgraciadamente en mi país eso no ocurre.
    Si el perro esta cambiando constantemente de dueños su conducta de igual forma y dependiendo de como haya sido tratado,’entonces la situación se complica cada vez mas y los que pagan los platos rotos son los mismos perros a los que quieren ayudar y terminan perjudicandolos más.
    Esa es mi opinion, saludos.

  • Susana - 31 de marzo de 2016 reply

    Nos ha ocurrido justamente lo que explicas y hoy hemos ido a devolverla, con todo el dolor del mundo, porque el animal no tiene ninguna culpa. Tras la dura y larga enfermedad de nuestra perra anterior, nos decidimos a adoptar a una de una protectora que llenase el vacio que nos dejó. Quizás nos precipitamos en adoptar con una muerte tan reciente, pero añorabamos una peludita en casa.
    El domingo fuimos a recogerla, segun la web un encanto que se llevaba bien con todos los perros y con la gente. Llamamos con bastantes dias de antelación, para que nos diesen datos sobre ella, enviamos mail solicitando información adicional que no nos dieron, incluso la visitamos una tarde para conocerla, y en ningun momento, ni en el de la adopción en la protectora nos advirtieron que era peligrosa.
    Ibamos con la idea de adoptarla, porque nos gustó lo que la protectora anunciaba en su web sobre ella, y solicitamos información adicional que omitieron.
    En casa es un angel, no ensucia, no ladra, no destroza, un amor. Pero el primer paseo ya fue de locos, se tiraba a los coches, motos y ciclistas, mi hija pequeña y a la etologa que nos asesoró en cuanto detectamos el problema, a los tres dias se llevaron un mordisco de rebote. Enloquece cuando ve a cualquier otro perro, incluso uno que se le acercó suelto con curiosidad la primera tarde, se llevó un mordisco sin previo aviso el pobre, cuando aún no sabíamos que hacia.
    Estoy muy decepcionada con la protectora, porque en el único momento en que hicieron alusión a su caracter «dominante» sobre los demás perros, fue cuando llamé para informar de lo loquisima que se volvia al sacarla a paseo con los otros perros y con todo tipo de vehiculos. Entonces si me dijeron: «ah, si… es un poco dominante con los otros perros».
    Francamente, nos hemos quedado desolados, hemos tenido dos pérdidas en menos de 1 mes. Y encima con esta última un sentimiento de culpa increible por tener que devolverla, pero es que nos daba pánico lo que pudiese hacer. Y la etóloga nos dijo que era un «vicio» adquirido muy dificil de solucionar, y no puedo arriesgarme a que vuelva a morder a mi hija ni a nadie mas.

  • Sheyla - 6 de abril de 2017 reply

    Creo que bastante tienen ya las protectoras como para que se les exija mas. Vamos a ampliar un poco el campo y pensemos que el problema lo deberían atajar desde arriba!!! No olvidemos que el personal la mayoría de veces es voluntario. son centros no gubernamentales!!! Se les puede pedir mas? Es tal la cantidad de abandono y maltrato que no dan a basto y crees encima que hay tiempo para hacer charlas y cursos? De verdad creo que vivimos en realidades paralelas. Animales que han atacado previamente… se ha mirado en que situación se ha atacado? Si por que fue continuamente maltratado o generó una conducta agresiva por estar continuamente atado? Disculpa por mis palabras por qué de verdad hay en cosas que estoy de acuerdo contigo pero hay otras que me duelen. También valoro tu predisposición para ayudar!!

    Miriam Sainz - 6 de abril de 2017 reply

    Hola Sheyla, gracias por tu comentario.
    Estoy de acuerdo contigo en que el problema debe atajarse desde arriba (y desde abajo, con educación y concienciación para no abandonar).
    Yo trabajo como voluntaria y soy consciente de las dificultades que hay, pero ser voluntario no significa hacer las cosas bien.
    Es por ello que pongo todo mi empeño junto con el personal de la protectora CICAM y otros voluntarios con conocimientos y experiencia en la educación, para que las cosas se hagan de forma diferente.
    Entiendo tu dolor, son temas complicados, pero estamos en pro del bienestar animal, y quien ayuda tiene que saber que no todo vale. He visto tremendas barbaridades, y este artículo no es más que una llamada de atención para intentar hacer las cosas un poquito mejor.
    Estoy segura que, releyendo mi artículo encontrarás más la voluntad de mejorar que de criticar.
    Y si aún así tienes dudas, te invito a que te acerques a las charlas gratuitas que ofrezco para voluntarios de todas las protectoras que quieran acercarse para aportar ideas y despejar dudas 🙂

  • Sheyla - 6 de abril de 2017 reply

    Respecto al tema de las razas te invito a que miras mi facebook sheyla solosheyla. Veras todos los animales que difundo y creo que entre mestizos y de raza estan muy equiparados. Quien abandona no tiene excrupulos y si un perro por el que ha pagado 500 se ha roto una pata y la operación le va a costar 800 le va a importar tres pitos abandonarlo!!

  • LBG - 2 de agosto de 2018 reply

    Hola, yo necesito ayuda pero es con gatos. Yo tengo una gata de 5 años que es de casa desde que nació, y hace 3 meses adopté a un gato de la calle. Los dos están castrados y hicimos el proceso de adaptación (meterlo en una habitación con agua comida y arenas, intercambios a los gatos, las arenas, compramos el feliway Friends) bueno de todo lo q nos dijeron en la asociación y lo q miré en internet.
    Mi gata al principio le echaba los dientes, gruñía… Pero llegó un punto que no, que lo veía por la puerta y pasaba de él. Cuando vimos que parecía que ya se iban llevando los juntamos en una habitación con juguetes y preparada con un spray de agua por si pasaba algo. Se olieron y parecía que todo iba bien, hasta que mi gata se da la vuelta y el nuevo gato la ataca, corre detrás de ella y saca las garras y le da…los empezamos a juntar a los 2 meses y ya a pasado 1 repitiendo encuentros y siempre lo mismo…mi gata desprevenida y el gato le ataca.
    No sé qué hacer más, hablé con la chica de la asociación y no me a contestado después de decírselo la semana pasada.
    El nuevo gato con nosotros es muy bueno, muy mimoso, juguetón…pero cuando está con mi gata cambia.
    Ahora mi gata lo ve, lo huele pero no sé fía, es como si volviésemos al principio.
    Necesito ayuda para adaptarlo porque me da pena devolverlo, y quiero adaptarlos antes de cambiarme de piso, porque mi gata siempre estuvo en el mismo y no se como llevará adaptarse a una nueva casa, al gato, y la casa es mucho más pequeña y tendría que encerrarlos en las habitaciones y no quiero tener gatos para encerrarlos, en la casa de ahora está dividida en dos porque tiene dos plantas y mucho espacio sin q estén encerrados. Si podéis decirme algo a ver que puedo hacer os lo agradecería ya que probé todo lo que me han dicho y he leído.

    Meritxell Dirube - 9 de agosto de 2018 reply

    Buenas tardes,

    muchas gracias por ponerte en contacto con Sentido Animal. Es complicado dar unas pautas sin haber visto como se comportan tus gatos, pero intentaremos darte algunos consejos para que tengas en cuenta a la hora de juntarlos.

    En primer lugar, has de fijarte muy bien en las señales que dan tus gatetes. Cuando un gato esta estresado, nerviosos o temeroso, a veces nos cuesta verlo. Los felinos son muy sutiles. Algunas de las señales que nos indican que están incómodos en esa situación son la vibración de los bigotes, pupilas dilatadas, orejas ligeramente hacia atrás, movimientos bruscos de la cola o simplemente estar muuuy quieto. Hasta que tus gatos no dejen de emitir este tipo de señales ante la presencia del otro, no deberías juntarlos.

    Comentas en tu consulta que teníais un spray de agua por si acaso. En realidad, cada acercamiento se lleve a cabo debe de ser completamente agradable para ambos. Si no teneís cierta seguridad de que va a salir bien, no les acerquéis tanto. Si usáis el spray retrocederéis muchísimo y posiblemente os cueste un triunfo que se vuelvan a tolerar porque la experiencia ha sido negativa.

    Cosas importantes a tener en cuenta en la distribución de la casa para evitar problemas: tener dos o mas areneros, comederos, bebederos y muchos lugares de descanso. Esto es para que no tengan que compartir espacios si no les apetece.

    Por otro lado, los gatos son animales crepuesculares, por lo que sus picos de actividad se dan al amanecer y al anochecer. No les juntéis sin en ese momento están descansando o haciendo cualquier actividad que les este gustando (jugando, comiendo, etc).

    También es interesante que dispongan de lugares para esconderse del otro (tipo casita) y zonas en altura (estanterías o rascadores altos). Son trepadores y en lugares altos se sienten mas seguros. En definitiva, que cuando decidáis que compartan espacios, tengan la posibilidad de escapar antes que atacar.

    Esperamos haberte sido de utilidad y que la historia de tus dos gatetes tenga un final feliz.

    Un saludo!

  • David - 21 de septiembre de 2020 reply

    No sé si aún esta vivo este post por después de dos años, pero nos encontramos ante una desesperante situación:

    ********************************************************************************************************

    La situación en casa ha empeorado con el perro obtenido en la protectora ,
    hemos pasado por adiestrador y marcándole unas pautas diarias desde el día que entra por casa, pero no habido cambios, a día de hoy, el perro nos ha marcado a mi, a mi pareja y a la hija de esta, llegando al punto en esta semana de morderme a mí sin motivo aparente, esta situación nos está sobrepasando ,debido a que temo por la seguridad de los que estamos en casa, y más porque el día de mañana tengamos que lamentar algo con la hija de mi pareja, y derive tener un problema con el padre de la niña.

    A parte de esto, la convivencia con el perro que ya tenemos, es inviable, éste ha perdido peso, y ánimo, ya que le marca allá por donde va, para que no coma, para que no beba, etc,

    Esperando una respuesta

    reciban un cordial saludo
    **********************************************************************************************

    Este es el mensaje que escribimos vía formulario web de su página a la protectora que nos dio el perro, en vistas de la no respuesta de está, ayer escribimos vía whatsapp, ya que vimos el numero en su pagina de facebook, y su respuesta literal fue «Hola, pero si estaba bien…», cosa que le respondimos lo siguiente :
    «Eso, iba bien el primer mes, o eso pensábamos nosotros, puesto que venía de estar en casas sin normas, en refugios ,etc. A día de hoy ,hemos pasado por adiestradores y todo y no hay manera .Nos marca cada día más y lo más preocupante es la hija de mi pareja, ya la ha marcado una vez y mi pareja se expone a una denuncia por parte del padre de su hija como esto vaya a mayores .Nos da muchísima pena pero no podemos más con la situación.»

    A hora de hoy, ni siquiera han leido el mensaje, y lo que nos sorprende…es que en la web lo vimos el otro día, y el perro sigue publicado para adopción en su web, donde tienes 3 opciones:

    * Adoptarlo
    * Tenerlo como casa de acogida hasta que salga familia
    * Dar una donación voluntaria(dinero que estás dando por un perro que YA NO ESTÁ EN ADOPCION)

    Al no recibir respuesta vía whatsapp…no sabemos de que manera actuar…, a todo esto le suma, que ellos en ningún momento han hecho seguimiento desde entonces, ni vinieron a ver el domicilio antes de asignarnos el perro(Cosas que figuran en el contrato de adopción por su parte), el cual….no está cómodo en el piso porque necesita quemar mucha energía(a pesar de sacarle hora y media/dos horas en cada paseo, en casa sigue queriendo más), y temo por la hija de mi pareja, por el motivo anteriormente citado. Como digo, la situación es desesperante, porque el que peor lo pasa es el perro, y nunca hemos estado en esta tesitura, ya que todos los perros que hemos tenido, han sido adoptados de perreras y otras protectoras.

    Si alguien puede darme algo de luz en este asunto…se lo agradecería.

    Muchas gracias,

    Un saludo

    Miriam Sainz - 24 de septiembre de 2020 reply

    Buenos días David, y gracias por tu comentario.
    He leído atentamente tu mensaje, pero no sé cuál es exactamente la ayuda que buscas.
    La situación que cuentas parece insostenible e insana para cualquiera de vosotros, perros o humanos.
    No sé cuál ha sido la terapia que habéis seguido con la persona educadora que habéis contratado, y por qué sus indicaciones no han funcionado.
    Si necesitas nuestra ayuda profesional, házmelo saber.
    Respecto a la protectora, es común que los propios voluntarios hagan seguimiento de las adopciones en algunos casos, así como el personal, pero la realidad también les deja en una delicada situación para la gestión en este sentido.
    Por esto, y por el bienestar y seguridad de todas la familia, aconsejamos dormir varias visitas previas a la protectora, pasar tiempo con el animal que se va a adoptar y conocer muy bien sus necesidades.
    Por favor, dime cuál es la ayuda que necesitas.
    Un saludo.

    David - 6 de octubre de 2020 reply

    Hola Miriam,

    Muchísimas gracias por la respuesta, os actualizo la situación…, pero hemos discutido con la mujer de la protectora, hemos intentado ir de buenas manera desde el principio, a ver como respondían, y sinceramente…la semana pasada, más que cabreado…acabamos decepcionado con ellos, porque a vista nuestra…ellos le han abandonado actuando de la manera que intentaré resumir a continuación.

    A día de hoy, el perro no ha vuelto hacer intento de morder, intentamos ponernos en su situación, que es un piso pequeño, y que el está desesperado por querer jugar más de lo que juega en el la calle, y de ahí su reacción, porque no es un perro agresivo, para nada, lo único malo es en la calle, que ve un perro y se vuelve «loco» ladrando, pero sería el colmo regañarle a un perro por ladrar, es como si nos regañan a nosotros por hablar.

    Bien, ahora, sigo la historia conforme al comentario mío en la respuesta anterior, sin antes decir, que el adiestrador que vino a casa, es familiar mío, de confianza, y(no por ser familiar) buen profesional en esto y amante acérrimo de los animales, lo cual viene varias veces, de manera altruista, por lo que no le solicitamos ningún tipo de informe, lo primero que nos dice el primer día, según llegó al piso y vio al perro literal es «Este perro, si yo trabajara para la protectora, no os hubiese asignado este perro, de ahí la importancia de la visita al domicilio antes de la adopción y ver el día a día de la familia, y el perro que ya vive con esta», después de esto, salimos de paseo para que vea como va todo y demás, y nos repite una y mil veces, que el perro necesita mucho tiempo y paciencia para adiestrarle, por el tipo de perro que es y por el piso que tenemos(Comentario informativo, no alegando que él no estará dispuesto a trabajar con él), yo le voy actualizando vía whatsapp todos los días: lo que hace, como se comporta, como son los paseos etc., el problema, que a día de hoy, mis tíos(sus padres) han pillado COVID, por lo que lleva semanas de parón.

    Dicho esto, sigo conforme a la respuesta anterior mía. Al no tener respuesta de la protectora, volvimos a escribirla, ya que en el whatsapp dalia como que no nos había leído, la respuesta de la mujer…es como si no le importara lo que la estábamos contando y lo que había ocurrido en casa, ya que ella insiste, en meteremos «con calzador» a el adiestrador de ellos, cosa que yo le digo, que no dudo en ningún momento de la profesionalidad de este, pero la pido que tampoco dude de lo que le estoy contando y del adiestrador que ha venido a mi casa.

    También insiste, en que la conversación con mi pareja no es la misma que yo la estoy contando en ese momento(obviamente, la conversación con mi pareja, es en Marzo, cuando el perro se comporta como se comportaría cualquier perro que llega a un hogar nuevo, y es curioso por todo lo que rodea: olores, adaptarse al día a dia…), a lo que yo le vuelvo a explicar lo que os respondía yo hace unos días, pero ella vuelve a insistir con que venga su adiestrador a mi casa, cosa que no queremos, ya que por adiestrador ha pasado, y el perro necesita más espacio, en ningún momento la decimos de primeras «Oye, no queremos al perro, llévatelo(porque no es el caso)», sólo que queremos que tenga un sitio con más espacio, en el que sabemos que lo necesita, ya que en la casa del pueblo, tenemos patio grande, y él está mucho más confortable durante el día, pero lamentablemente, no deja una segunda residencia.

    Bien, la protectora nos dice que «en este momento las casas las tienen llenas, y no pueden buscarle sitio al perro, que tenemos que comprender, que de la noche a la mañana no sucede», cosa que la respondemos que lo entendemos, ya que mi pareja y yo hemos estado de voluntarios en su día, y sabemos como va esto, y que sólo la agradecíamos la comprensión , y que por favor, agilizaran de la mejor manera posible, a lo que nos responde con un seco «ok», cosa que nos hace sentirnos peor, ya que sabemos que nos están prejuzgando y poniendo una etiqueta que no es, ya que nosotros siempre hemos adoptado, y nunca nos hemos en esta tesitura.

    Casi dos semanas después, y tras no obtener respuesta, escribimos de nuevo para ver como está el tema, la respuesta de la protectora es «Ya os dijimos que las casas siguen llenas, pero aparte, queremos que nuestra adiestrador lo vea», cosa que nosotros intuimos, con esa respuesta, que no nos está haciendo caso a lo que les hemos planteado hace unas semanas, respondemos con un mensaje, indicándoles que una vez más, no ponemos en duda el trabajo de su adiestrador…blabla, pero que no es la solución eficaz, ya que el comportamiento del perro, no es por agresividad, es por la ansiedad de estar en un piso pequeño etcétera, y cada día que pasa es peor…, y a partir de aquí, es cuando viene toda la traca, y por la cual, mi pareja, acabamos, cabreados, y decepcionados con ellos, ya que se ve lo que realmente les importa un animal según alardean ellos en sus RRSS, una de sus respuestas es «Pues si queréis deshaceros el perro, le buscais una casa de acogida, y la costeáis vosotros», esa fue la primera, intentamos responder de la mejor manera posible a la conversación, pero ella ya está en modo «chulería y prepotencia», tratándonos como si la hubiéramos dicho que íbamos a dejar al perro en una cuneta, hasta que al final, es cuando nos toca la moral, y nos viene a decir que ya sabemos lo que hay, insiste a mi pareja en que la conversación que tiene con ella(la que he dicho anteriormente que fue en Marzo cuando vino el perro), no es lo que le estamos diciendo ahora(Septiembre), seguidamente que que nos envía las capturas de pantalla de esa conversación, a lo que ni siquiera descargamos las capturas diciéndole claramente que «como no miento, no olvido, y sabemos que conversación tuvimos con ella», lo que acabó por cabrearnos y decepcionarnos es el típico mensaje de «Es que siempre pasa lo mismo, cuando el perro llega adoptado y es una bolita de peluche, todo es muy bonito, pero cuando crece ya no les gusta a nadie, que nos miremos el anexo 1 del contrato bla bla», cosa que nos terminar de inflar la moral, y a lo que le respondemos de la siguiente manera:

    «Creo que no tienes la potestad, para opinar así de nosotros, y más sin conocernos de nada, ya que todo lo que hemos tenido de siempre ha sido adoptado, al igual que creemos…que no sabéis ni que perro nos habéis dado en adopción, ya que si quieres, te mandamos una foto del perro el primer día que vino, y el peso en el veterinario de 27Kg 800g, por lo que cuando llegó aquí, como paquete de Amazon, ya que ni se asomaron a ver el piso, te aseguro que no era una bola de peluche, y a mi(midiendo 2 metros), me llegaba por la cintura, hemos visto el anexo del que hablas, y si quieres lo comentamos:

    *La protectora antes de adoptar visita el domicilio antes de asignar al perro a la familia para ver el entorno. NO LO HABEIS HECHO.

    *Cada cierto tiempo, pide fotos, videos, o hace visitas al domicilio. NO LO HABEIS HECHO

    *El perro se entrega con ficha veterinaria indicando que el perro está perfecto. NO LO HABEIS HECHO(y según contrato, en caso de devolución, nos encargaríamos del costeo del chequeo veterinario, cosa que, en caso de que ocurra, no vamos a pagar nada, hasta no ver la supuesta ficha del chequeo antes de salir de la protectora y poder hacer comparativa .)
    Más anexos?.

    Voy al veterinario, y la vacuna de la rabia, no esta bien hecha, ya que faltan sellos, que si me para la policía(por muy imposible que sea) me pueden multar si quieren.

    A los 15 días, y tras preguntar(la única vez) por el perro, te comentamos sobre un bulto que tiene en la cabeza, la cual vuestra respuesta es «No sé, supongo que se la haría aquí, como es tan bruto…», ojo…mestizo cruzado con mastín, en un piso pequeño, con una menor, y con casi 30 kg de peso, y me cuentas este dato, una vez que ya está en el piso.

    Te digo más?, el contrato es invalido, ya que no está firmado por ambas partes, sólo por nuestra parte, a parte, no podemos cambiar de propietario en el chip, ya que faltan puntos de la hoja que en teoría nos hace falta…
    »

    He puesto lo más destacado del mensaje, a raíz de esto, el mensaje le ha leído, pero no hemos tenido respuesta hace una semana, por lo que desde ese día, la decepción ha sido brutal con ellos, ya que nos sentimos como que una vez que pagamos por sacarle de allí…se acabó, ya no les beneficia(ojo, no estoy metiendo a odas las protectoras en el mismo saco), por lo que desde ese día, hemos decidido que no queremos tener contacto con ellos para solucionar el tema en el que nos encontramos.

    A día de hoy Miriam, lo que buscamos, es el bienestar del perro, al final, son los que pro lo pasan, y lo que buscamos es alguna familia con terreno(y en ocasiones poder ir a verle), para que el perro pueda estar con más amplitud, ya que le encanta correr hacia la nada jeje, y jugar con perros grandes, ya que con el nuestro que ya estaba en casa(aunque no se encoge)…no mide su fuerza, está claro que cada día que pasa…nos da más pena, porque no dejamos de tenerle el cariño que merece, pero no queremos ser egoístas, y aunque el perro se intenta adaptar… necesita más espacio, y después del episodio que hemos tenido con esta protectora… no queremos que se hagan cargo, pero tenemos el problema del chip…, que tenemos el CIF de la protectora…pero falta el sello.

    Miriam Sainz - 8 de octubre de 2020 reply

    Hola David.
    Lamento mucho lo que leo, y la situación en la que os encontráis. Es cierto que la sensibilidad está muy a flor de piel en las protectoras y no siempre se gestiona de la manera correcta. Como no sé qué protectora es (tampoco me hace falta) poco más puedo decirte al respecto.
    Mándanos por email un cartel con datos del perrete (edad, sexo, tamaño, comportamiento y necesidades), una o varias fotos e intentamos moverlo por varias protectoras para que intenten encontrar una familia.
    Un abrazo y ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.