El cachorro

No comments

¿A quién no le enternece un cachorro? Si eres una persona enamorada de estos peludos simpáticos, por lo general llenos de energía y siempre dispuestos a sacarte una sonrisa, con seguridad dejarás caer algún «ayyyy» cada vez que ves un peludo canijo, tambaleante y decidido a la vez.
Y es que los cachorros tienen algo especial, que incluso hace que tener fotos de animales recién nacidos en el trabajo aumente la productividad. ¡Espectacular!
Así que este artículo está pensado para cada vez que tengas la inmensa suerte de tener cerca, incluso entre tus brazos, un cachorrito de perro, y sepas un poquito más de sus necesidades y de las fases y períodos por los que pasarán en sus primeros meses de vida.


¿Hasta cuándo dura la etapa de cachorro?

Está establecido que el período de cachorro dura hasta las 12 semanas. Más allá de estos tres meses de vida, el cachorro comenzará su etapa juvenil, aunque en la jerga popular llamemos cachorro a los individuos hasta los 12 meses (¡e incluso más! Hay personas que nunca verán al adulto en que su adorable cachorrín se ha convertido…).

Cachorro

Períodos de la vida del cachorro

Los períodos o fases de la vida de un perro están establecidos según los cambios y las diferentes formas de comportarse en su relación social. También aparecen cambios físicos y fisiológicos que nos hacen establecer con claridad estas etapas. En artículos posteriores haré una descripción más detallada de cada una de ellas, pero aquí van algunas pinceladas sobre ellas:

  • Período neonatal: Abarca de los 0 a los 13 días de vida, y ésta consiste básicamente en alimentarse y dormir. Es el momento en el que encontraremos bolas de pelo arrastrándose de manera errática hasta estar en contacto con mamá o los hermanitos. Sus capacidades sensoriales son muy escasas.
  • Período de transición: Corto, muy corto, de la semana 2 a la 3, y se establece a partir del momento en el que el cachorro abre los ojos. Comienzan a controlar mínimamente sus esfínteres y el mundo empieza a verse, por lo que pueden percibir lugares extraños que les llevarán a llamar a su madre y buscarla, dejando de lado el gateo y comenzando graciosos pasitos. Además y principalmente, dejarán de nutrirse como un neonatal para comenzar a hacerlo como un adulto.
  • Período de socialización: Los perros continúan socializándose toda la vida, pero llamamos a este período de «socialización» porque es una etapa muy importante, ya que comienzan por primera vez a tomar conciencia de miedos y peligros, de manera intensiva y continua, con alta sensibilidad emocional y habilidades físicas y mentales aún por desarrollar, y es importante que este proceso lo pasen bajo supervisión para evitar posibles fobias en el futuro, en su etapa adulta. Comienzan a tener comportamientos adultos, como juego agresivo y comportamientos sexuales.

¿Cuándo puede destetarse?

El momento de alejarlo de la madre o de su camada de hermanos es muy controvertido. En ningún caso debería hacerse antes de la semana 7-8, y sería fantástico si pudieran continuar con la madre hasta pasados los tres meses. Por supuesto, siempre dependerá de que la mamá ejerza como una buena madre, y eso también pasa por cómo ha sido la concepción de los cachorros, pues madres encerradas, maltratadas en jaulas o inseminadas para la cría, sin tener en ocasiones instinto maternal, no pueden ser comparadas con perras cuidadas, tratadas con los cariños y atenciones necesarias y que libremente ha elegido ser montada por un macho. Madres primerizas o demasiado jóvenes pueden tener también diferencias en el trato y cuidado de sus cachorros.

Cachorro

Cachorros comprados en tiendas

Mucho se habla de las barbaridades que hay detrás de los preciosos cachorros que son comprados en tiendas, metidos en urnas de cristal para su exposición como decorado «de lujo». Lo cierto es que, además de todas las atrocidades que existen provenientes de las fábricas de cachorros y el maltrato animal, que puede o no ser el caso de la tienda concreta en la que estás mirando a tu futuro peludo, el hecho de que vayan allí tan pequeños, privados de casi todos los estímulos que los hacen crecer y formarse como perros sanos, sin su madre ni sus hermanos, sin a penas jugar, investigar, probar… les merma una parte importantísima de su vida que se podrá trabajar en el futuro, pero que será irrecuperable en la forma en la que se habría dado si se hubiera tenido en cuenta en la edad de socialización del cachorro.

Así que teniendo en cuenta la edad que tiene tu cachorro, prepárate a disfrutar con él cada día, porque cada día cuenta para formar un adulto sano, mentalmente estable y con un vínculo fuerte hacia ti y el resto de su familia. ¡Ánimo!



Miriam SainzEl cachorro

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.