Comenzando con la dieta Barf

12 comments

Son varias las personas que se han interesado por seguir de cerca los resultados que se obtienen con la llamada dieta BARF (Biologically Appropiate Row Food) en inglés, o ACBA (Alimentación Cruda Biologicamente Apropiada) en español, cuando le he comentado que iba a hacer el cambio con mis compis caninas. Así que se me ocurrió que qué mejor manera de hacerlo que reflejando en un artículo sobre mi experiencia…

¿Por qué he cambiado a la alimentación BARF?

Lo cierto es que lo de la alimentación natural y poco o nada procesada es una constante en mi vida cotidiana. Es cierto que por comodidad, usar el pienso es una manera maravillosa de tener a un perro alimentado, pero… ¿cómo es esa alimentación? Como mínimo, procesada.
Y la idea ya me rondaba desde hace tiempo, pero la poca información que me llegaba era que por un lado es más caro y por otro es mucho más engorroso, así que hasta ahora no me había visto con ganas de comenzar en serio, aunque ya comencé a dar los primeros pasos en esta dirección hace unos meses, dándolas a mis peludas de vez en cuando algún que otro – antes temido – hueso.
Sin embargo ha habido un impulso superior a todos los demás para comenzar a hacerlo: los dientes de Noa, principalmente, aunque también de Neska. No consigo pillar el truco a los cepillos de dientes para perros y los huesos o productos para limpiarlos no están teniendo el efecto deseado. Hacer una limpieza en el veterinario, al margen de la parte económica, tiene desventajas como por ejemplo la anestesia. No me apetece hacer pasar por eso a Noa. Así que aquí me he lanzado y estas son mis dos primeras semanas con la dieta BARF. He de decir que no veo nada claro premiar con carne los ejercicios que hacemos, así que para el entrenamiento estoy manteniendo el pienso, siempre sin mezclar con el resto de la dieta.


Dientes con sarro

Diferencias en las 2 primeras semanas

  • La primera gran diferencia que he notado han sido las heces. La consistencia y el tamaño son sorprendentemente distintas. Casi de inmediato las heces se han tornado mucho más compactas y duras, y de un tamaño similar a un tercio de como eran antes. Es más, se nota claramente cuándo han comido pienso y cuando no. El color también cambia, y de un tono más dorado ha pasado a ser como color tierra. Además, únicamente tienen necesidad de defecar una vez al día, cuando antes lo normal eran 2 o incluso 3 veces.
  • No puedo decir que su apetito sea mayor, porque depende de lo que toque de comer. Al principio las costó comenzar a acostumbrarse a su nueva comida. Me miraban con cara de «esto es muy grande» y aún ahora tengo que partir algunos huesos como las costillas o las carcasas de pollo para que a Neska la sea de su gusto. Nunca ha sido Neska de comer bien, y ahora que estaba deborando el pienso con el entrenamiento, la toca cambiar… Noa se adaptó enseguida y disfruta bastante más, pero fruta y verdura no son de su agrado…
  • Tardan más tiempo en comer, con lo que también están más tiempo entretenidas ya que tienen que triturar los huesos.
  • Beben mucha menos cantidad de agua. Antes, después del pienso, siempre bebían gran cantidad de agua, algo que además no es precisamente saludable. Ahora ni se acercan y también durante el día ha bajado su necesidad de beber agua.
  • Están más tranquilas. Ellas suelen serlo, pero es cierto que su nivel de ansiedad frente a algunas cosas, ha bajado. En cualquier caso, no sabría decir si esto es fruto del cambio de alimentación o no.
  • Algo que me ha llamado poderosamente la atención, es que Noa no pide comer. Come con buen apetito los huesos y la carne, también el pescado y el huevo, pero no muestra esa ansiedad cuando llega la hora de la comida, ni lloros, ni mostrarse inquieta o poner «cara de pez» mirándome fijamente. Ya solo por eso ha merecido la pena el cambio.

BARF Apetito

Dificultades aplicando la dieta BARF

  1. La primera dificultad con la que me he encontrado ya la he escrito más arriba: usar comida cruda para entrenar no me resulta nada agradable ni práctico. Es por eso que utilizo pienso de alta gama, el que venía usando.
  2. Otra de las cosas ya mencionadas es que de momento no las entusiasma la verdura ni la fruta, así que mantener el pienso es también una buena opción para que al menos algo coman.
  3. Sin embargo la gran dificultad con la que me encuentro es con la dosificación de la comida. Los primeros días se me ocurrió la locura de dividir por tipo de comida y día todo, y congelarlo para ir sacándolo según conveniese. Error. Lo cierto es que terminé con el congelador lleno de pequeños envoltorios, después de mucho tiempo familiarizándome con la báscula de cocina… Después he continuado con cantidades semanales, pero me complicaba un poco la vida descongelarlo. Finalmente he agrupado más el tipo de alimento que come en cada toma y las cantidades son más grandes y de momento más manejables.

BARF Huesos carnosos

Alimentos apropiados para los perros

Debido a la ansiedad que ha mostrado Noa siempre con la comida, he llegado a darlas de comer hasta 5 veces al día, racionando las tomas, lógicamente. Ahora están comiendo 3 veces al día y me resulta además más sencillo para poder dividir bien la comida separando lo que no deben comer junto:

  • Los huevos, las vísceras y las zanahorias nunca deben ir en una misma comida. Demasiado exceso de vitamina A para nuestros perros. Son tres alimentos que hay que dar en diferentes tomas.
  • Los huesos carnosos es mejor que no se mezclen con nada y los coman (¡y disfruten!) solos.
  • No hay que olvidar que la cebolla, los champiñones, las uvas y las uvas pasas no son alimentos adecuados para nuestros perros, y no deberían ingerirlos nunca.
  • Pescado, vísceras, yogur (puede ser con miel) y huevos deberán ser alimentos que nuestros peludos tomen 1 ó 2 veces a la semana.
  • El pienso no se debe dar junto con la comida natural. Si se quiere mantener, como es mi caso, habrá que tener en cuenta que tarda 10-12 horas en digerirse mientras que la comida natural ronda las 4 horas. Esto hace que si se toman juntas o no se tiene en cuenta el horario de las tomas, la comida natural fermente en el estómago de nuestro peludo.

Teniendo lo anterior en cuenta, podemos preparar un menú a nuestros amigos caninos con estos alimentos, ¡siempre crudos!:

  • Huesos carnosos: carcasas de pollo, cuellos y alitas de pollo, falda de ternera, espinazo, costillar de cerdo… Aquí ya dependerá mucho de nuestra economía, pues hay grandes diferencias entre unos y otros.
  • Carne: también puede ser de todo tipo pero deberá ser carne magra, sin huesos, para poder tener bien en cuenta los gramos necesarios.
  • Pescados: sardinas, caballa o pescado azul. Alguna lata puede venir bien y más si está con aceite de oliva. Pueden comer y digerir las espinas sin problemas.
  • Verdura: brócoli, apio, pimienta cayena, zanahoria, patatas, lechuga,calabacín, coliflor, tomate, primiento rojo. No las digieren muy bien y recomiendan darlas hervidas y hechas puré. También se puede hervir junto con pollo para dar sabor al carldo, y quitar el hueso de pollo si se le quiere dar al perro la carne. Yo no las estoy hirviendo, pero las parto en trocitos muy pequeños y lo aderezo un poco con huevo, hecho una pasta. Además intento poner aceite y un poco de ajo para darle mejor olor y que lo coman con más ganas.
  • Fruta: manzana (¡sin pipas!), pera, plátano.
  • Otros: semillas de calabaza, vinagre de manzana crudo, levadura de cerveza, aceite, albahaca, hierbabuena, perejil y ajo (con moderación). Yo doy un cuarto de ajo un par de veces por semana y un poco de perejil una vez por semana. Al parecer es un anti parasitario natural y en cantidades pequeñas no es tóxico, pero hay que tener cuidado para no darle demasiado y que le pueda sentar mal.

BARF Pescado

Cantidades

Se recomienda que el perro ingiera entre el 2% y el 3% de su peso diariamente, según su actividad. Por este motivo he calculado un 3% de alimento para Neksa y un 2,5% de alimento para Noa. Iré comprobando que sea el correcto y que su forma física sea la adecuada. De momento Noa se ha estilizado un poquito más, y Neska se está manteniendo bien.

En mi caso les doy un 90% de la dieta BARF y un 10% de pienso, por lo que a las cantidades que me salen de los 16 kilos de Neska y los 31 kg de Noa, debo coger el 90% y un 10% de la cantidad de pienso recomendada por el fabricante para su peso y actividad.

Estos son las cantidades que uso:

Veces por semana
Huesos carnosos 60,00% 7
Carne 15,00% 4+1 pescado
Pienso 10,00% 5
Vísceras 10,00% 2
Verdura / Fruta 5,00% 4

Así, la tabla que tengo de su nueva dieta, es:

Peso % BARF (90%) gr/semana gr/mes
Neska 16 3,00% 432 3024 12096
gr/día gr/toma Pienso / día (10%)
TOTAL 480 24 3360 13440
Huesos carnosos 259 259,2 1814 7258
Carne 65 90,72 454 1814
Pienso 24 33,6 168 672
Vísceras 43 151,2 302 1210
Verdura / Fruta 22 37,8 151 605
Peso % BARF (90%) gr/semana gr/mes
Noa 31 2,50% 697,5 4882,5 19530
gr/día gr/toma Pienso / día (10%)
TOTAL 775 37,5 5425 21700
Huesos carnosos 419 418,50 2930 11718
Carne 105 146,48 732 2930
Pienso 38 52,50 263 1050
Vísceras 70 244,13 488 1953
Verdura / Fruta 35 61,03 244 977

Donde los gramos por toma están calculados del total que necesitan comer a la semana divididos por el número de veces que toman ese alimento a la semana. Me pareció la forma más sencilla de hacerlo, después de darle varias vueltas… Al final los gramos son muy aproximados y voy teniendo en cuenta si toman un poco más un día o un poco menos otro, pues a veces partir los huesos no es sencillo. En cualquier caso, los gramos semanales son mi guía para saber su alimento total.

BARF Menú comida cruda

Menú

Así que después de todo, el menú que están tomando mis chicas peludas es el siguiente:

L M X J V S D
Huesos carnosos Huesos carnosos Carne + vísceras Pienso Huesos carnosos Huesos carnosos Huesos carnosos
Verdura + vísceras + aceite + levadura de cerveza + ajo Pienso Huesos carnosos Verdura + huevo
+ aceite + ajo
Pescado + perejil + levadura de cerveza Carne + levadura de cerveza Carne
Carne Pienso Fruta + yogur + miel Huesos carnosos Pienso Pienso Verdura + huevo
+ aceite + ajo

No me cabe duda de que irá variando según vaya teniendo más experiencia y comprobando cómo toleran y qué alimentos les sienta mejor. De hecho, ya hay algunas cosas que me estoy planteando… He de decir que al principio me pareció muy engorroso, pero que enseguida me lo tome poco menos que como un juego y me he divertido haciéndolo, sobretodo recompensada por saber que están comiendo de la manera más natural que ahora puedo darlas y ver su cara de felicidad triturando los huesos, tan temidos para mí tiempo atrás.

¿Tú estás dando ya la dieta BARF a tu perrete? ¿Qué opinas de este menú y qué cambios has hecho? ¡Gracias por compartirlo conmigo!



Miriam SainzComenzando con la dieta Barf

Artículos relacionados

12 comments

Join the conversation
  • Xihom - 18 de mayo de 2015 reply

    Buenas. Me ha gustado mucho tu artículo. Yo también me he planteado varias veces pasar a esta dieta a mis mascotas (son dos gatos) y supongo que tengo muchas dudas de como organizarme. He compartido también tu artículo en facebook porque me parece realmente interesante y digno de seguir. Estaré atenga a nuevas entradas que hagas sobre el tema. Gracias por compartir tu experiencia.

    Miriam Sainz Sánchez - 18 de mayo de 2015 reply

    ¡Muchas gracias Xihom!
    Espero seguir avanzando y escribir un próximo artículo de lo bien organizado que ya lo tengo todo… 😉
    ¡Gracias por seguir el blog de Siente a tu perro!

  • Nina - 9 de septiembre de 2015 reply

    Yo a mi perra le daba barf hasta que sufrió una perforación de esófago por unas alitas de pollo y eso sumado a su cardiopatía… muerte subita. Si no hubiese estado mal del corazón solo se hubiese ganado una cirugía de urgencia.
    En fin, que creo que BARF es lo mas sano, natural, que tiene mil beneficios… si, de acuerdo, pero mi experiencia ha sido nefasta y mis perros a prtir de ahorá tan felices comiendo pienso de calidad.
    Por otro lado, lo de la hipervitaminosis por vitamina A al juntar visceras con zanahoria y huevo y eso es un mito OJO siempre que le des las cantidades diarias que le corresponden, es decir del 10% de visceras un 5% tiene que ser higado/riñon y el otro 5% otro tipo de viscera (yo solía dar pulmon o sesos porque era de lo poco que encontraba).
    Yo practicaba agility y… si, es un coñaaazo lo de los premios, pero encontre la solucion! Jaja puedes hacer premios en el horno, en mi caso hacía premios de higado secandolos en el horno, no ensucian y les encantan!
    Y un último consejo, el día que das pienso para comer y cenar yo personalmente no daría huesos carnosos para desyunar, los piensos ya de por si llevan una proporción demasiado alta de Ca-P que a la larga puede traer problemas de articulaciones, así que ese día daría por la mañana carne y verduras, para no meter tanto calcio, aunque no das un porcentaje alto de HC así que tampoco hay mucho problema pero bueno si tienes razas grandes mejor no abusar 😉
    Ah! Y en las carnes no te olvides de dar a veces corazón (corazon y aparato digestivo no son visceras, son puro musculo, carne), a la larga si no se da puede provocar un déficit de taurina!

    Miriam Sainz Sánchez - 10 de septiembre de 2015 reply

    ¡Maravillosos consejos Nina!
    Muchas gracias por tu comentario y lamento mucho lo de tu perrilla.
    Tomo buena nota, ¡un abrazo!

  • Marcos - 19 de noviembre de 2015 reply

    Hola!
    Vamos a empezar a darle este tipo de dieta a nuestros peques, y uno de ellos tiene los dientes como la tuya… ha cambiado mucho de esa foto que mostrabas?
    Gracias!

    Miriam Sainz Sánchez - 19 de noviembre de 2015 reply

    Hola Marcos.
    Lo cierto es que Noa continúa acumulando sarro en los dientes. La mejora en este aspecto te diría que no es ninguna…

    Marcos - 19 de noviembre de 2015 reply

    Pues nada, tocará hacerle otra limpieza bucal, y luego podré comprobar si la aparición del sarro es más lenta…
    Gracias!

  • Gemma hervàs - 28 de julio de 2016 reply

    Muy bien por el articulo y genial por promocionar la dieta BARF , sin duda una gran opción para alimentar de forma saludable a nuestros perros . Un saludo

  • Cris - 4 de agosto de 2017 reply

    Miriam, muchas gracias por el artículo, me ha gustado mucho.
    Ahora que ya ha pasado más tiempo, ¿qué tal el sarro de Noa? ¿Ha mejorado?

    Miriam Sainz - 4 de agosto de 2017 reply

    Gracias Cris.

    Sí, el sarro mejoró mucho. En general también lo uso para moldear algunos comportamientos.

    Lamentablemente pasé de nuevo al pienso y ahora estoy 50% – 50%, pero en cuanto tenga posibilidad, continuaré con comida mucho más sana 🙂

  • cin - 28 de diciembre de 2017 reply

    hola! muy buena info.
    Soy de ARgentina y no entiendo cuando hablan del «PIENSO» qué seria?

    Miriam Sainz - 1 de enero de 2018 reply

    Hola Cin.
    «Pienso» es la comida previamente elaborada y preparada, deshidratada, que damos como alternativa a la comida natural a los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.