Tengo un perro con miedo a salir a la calle

133 comments

Convivir con un perrete que tiene miedo a salir a la calle, es un problema al que muchas personas tienen que enfrentarse varias veces al día. Y llega a ser tan incomprendido, que resulta muy frustrante y agotador.

«Mi perro tiene miedo a salir salir a la calle» es una frase habitual en las consultas de nuestra clientela. Por eso, a lo largo de las próximas líneas, analizaremos cuáles pueden ser las causas de que tu perro tenga miedo a salir a la calle, y te daremos pautas sobre cómo quitar la inseguridad y el miedo a un perro en la calle.

El mito de que todos los perros deben pasar mucho tiempo en la calle

A veces se intentan proponer soluciones a un problema global, que sin embargo deja fuera de la estadística a un montón de individuos concretos a los que se les trata como a la mayoría, y que sin embargo tienen necesidades especiales. y el problema de que un perro tenga dificultades para salir a la calle, es un claro ejemplo de esto.

Los perros necesitan salir a la calle, y ejercitarse, además de socializarse con el entorno y con sus congéneres, interactuar con el mundo que les rodea. Tres veces al día con un mínimo de 20-30 minutos cada una, es lo mínimo que podemos pretender que nuestros perretes salgan al exterior a un lugar diferente del que pasan el resto del día. Y esto es así para perros sanos que no presentan ningún problema al respecto.

Sin embargo hay muchos perros que son obligados diariamente a hacer los mismos paseos, e incluso más largos, a propósito de sus dificultades, cuando están en una situación de bloqueo por el miedo o la inseguridad, que no están siendo ayudados a superar.

Salir a la calle tiene que ser la puerta a conseguir percibir un montón de estímulos neutros o positivos en una actitud tranquila o alegre. La curiosidad y el análisis de información deberían ser una constante en los paseos de nuestros perros, además de poder disfrutar del aire libre y el ejercicio sano.

Si tu perro no se encuentra en el círculo de esos perros felices por estar dando un paseo en la calle, en el parque, o en el campo, ahora es un buen momento para que pares y analices qué es lo que está pasando y cómo puedes ayudarle.

¿Por qué puede tener miedo un perro a salir a la calle?

Hay muchos motivos que pueden llevar a un perro a no querer salir de casa. y, de hecho, no todos tienen que acarrear miedo.

Los motivos pueden dividirse en tres:

  • Miedo a lo desconocido: el mundo de puertas para afuera de casa puede ser considerado como un lugar hostil. Los ruidos de la calle, la gente yendo y viniendo, grandes vehículos pasando a gran velocidad o simplemente no saber si existe un refugio seguro en el que poder cobijarse para ver pasar el mundo a su alrededor.
  • Miedo a que se repita algo conocido: cualquiera de los ejemplos anteriores que hayan producido susto o miedo, es motivo para que el perro no quiera volver a repetir esa situación. Perros comportándose de manera inadecuada aunque ni siquiera hayan estado cerca de él o lugares en los que haberse sentido desamparado, sonido de petardos o ruidos de obras… Algo le ha resultado tan aterrador, que es incapaz de superarlo dejando a sus espaldas la seguridad de su casa. A veces nos encontramos con personas que nos comentan que su perro tiene miedo de repente, y normalmente será porque ha ocurrido algo que no hemos visto, lo que no significa que no haya ocurrido.
  • Incomodidad, dolor, malestar… Hay perros que se sienten enfermos o doloridos y no quieren gastar sus energías en tener que salir a la calle. Además, un mal manejo de correa también puede representar un conflicto para el perro que prefiera esconderse debajo de una cama antes de tener que pasar por continuos tirones u obligaciones constantes en un paseo que se convierte en todo menos divertido. Incluyo dentro de este apartado la lluvia o el vuiento, que pueden generar inseguridad pero con frecuencia, también incomodidad.

chiuahua en la calle

Ofrece alternativas a la calle

¡Pero el perro necesita salir a la calle!
O bien necesita que gastes el tiempo que usarías en hacer esa salida, en preocuparte porque pueda ejercitarse física y cognitivamente, además de fortalecer vuestro vínculo, que pueda usar como apoyo en futuras salidas. Los juegos de olfato y la propiocepcion, son siempre una fantástica alternativa, así como los que podemos usar cuando el tiempo no acompaña y no tenemos posibilidad de sacar a nuestro compi canino el tiempo habitual.

Si tu compi es de los que tienen dificultades para pasar por un lugar concreto de la calle, o si es precisamente por el único lugar posible de acceso al exterior, te aconsejo que le montes en el coche y le lleves a un lugar más tranquilo o apartado.Hay algunos perros que tienen verdaderos problemas con la zona más urbana, pero que se sienten cómodos en medio de un descampado o en el campo.

Encuentra el porqué de su miedo

Frases como «a mi perra se le pira la pinza» o «es un cagón» no ayudan nada a solucionar el problema. Más bien denotan poca empatía por un animal que no consigue sobreponerse a una situación complicada.

Para encontrar el porqué de su miedo no hay que exponerle de repente a un montón de cosas que le incomodan o le asustan, o que podrían hacerlo. Es más bien un ejercicio de hacer memoria y no de agravar el problema para comenzar a solucionarlo. Recuerda frente a qué momentos, lugares y situaciones ha podido tener una reacción de este tipo y busca un patrón común sobre el que poder ponerte a trabajar.

Justificar su situación poniendo una etiqueta de «es que es así» tampoco hará que las cosas mejoren. Tu perro tiene problemas y es tu responsabilidad encontrar la forma de ayudarle.

perro en casa con la correa puesta

Ofrece soluciones a sus miedos

Los miedos son una tarea tediosa de erradicar. Empoderar a un perro requiere experiencia y cada paso cuenta para que sean hacia delante, y no hacia atrás.

En este blog siempre damos consejos y alternativas para que cada familia pueda llevar a cabo la propia educación de sus miembros peludos, pero en este caso he de confesar que la mejor opción que tienes es valerte de un/a profesional que evalúe tu caso y pueda acompañaros en el proceso. Los pasos en falso se suelen pagar a costa del bienestar de los perros.

Sobre la autora


Miriam Sainz

Técnica y Experta en Intervenciones Asistidas con Animales, Educadora Canina especialista en conducta y entrenadora multiespecie. Integradora Social. CEO de Sentido Animal.

Miriam SainzTengo un perro con miedo a salir a la calle

Artículos relacionados

133 comments

Join the conversation
  • Saemi - 15 de septiembre de 2021 reply

    Hola buenos días, tengo una perrita rescatada de 7 meses, la tengo desde hace 3 meses y como fue una cachorra que vivió encerrada en un cuarto y la maltrataban mucho, tiene problemas emocionales, actualmente la trato con una veterinaria que la consulta con flores de bach y homeopatía, le mejoré la alimentación, y se nota mucho el cambio positivo en ella. Lo único que no logro que mejore son los paseos, tiene pavor de salir a pasear, me jala la correa para que regresemos y a veces me muerde la mano en su afán de querer morder la correa, y pues me duele porque a pesar de ser chica de edad está grande de tamaño, a aparte que sufre mucho cada que la saco, pero si la saco a pasear, durante el día está más tranquila y relajada, algún tip o consejo? Gracias!

    Miriam Sainz - 21 de septiembre de 2021 reply

    Hola Saemi, muchas gracias por tu comentario.

    Creo entender que hay momentos del día en que sí dale bien, ¿cuándo nuestra pánico?

    Si tienes a cosidad de sacarla en los momentos en los que se siente más tranquila, lo haría únicamente en esos momentos hasta que pudiera normalizar el paseo como algo positivo.

    Como siempre digo, no fuerces a la perra a salir a la calle. Haber estado encerrada en su periodo de socialización hasta los 3 meses aproximadamente, y su poco o nulo contacto con estímulos del mundo exterior, hacen que sea normal que les tenga miedo.
    Es por eso que tienes que ir muy poco a poco, llevándola quizás en coche, a lugares donde pueda estar tranquila. Has paseos muy cortitos de cinco o diez minutos antes de regresar a casa, ir a paseos frecuentes pero que no aumenten la duración.

    Busca un motivador fuerte, como el juego o la comida. Soy consciente de que no les va a hacer caso a varios metros de la puerta, pero puedes empezar a utilizarlos con toda la parafernalia de salir a la calle, cuando le pones el arnés o collar, cuando enganchas la correa, cuando comenzáis a salir a la calle…

    Quédate muy cerca de la puerta simplemente sentada y permitiendo que tu perra observe alrededor, y metiendo la de nuevo en casa cuando ella te lo pida. Esto también debería ser corto en duración pero frecuente.

    Y como ocurre con los miedos, busca ayuda profesional. Es de sentido animal podemos ofrecerte la de manera presencial u online, según tu residencia.

    Mucha paciencia y escucha el ritmo que ella te pide.

  • NOELIA - 9 de agosto de 2021 reply

    He olvidado contar:
    Va hacer dos años la perra. Decir también que es muy dependiente de mi, si estamos en la calle y salimos de su habitual lugar ya quiere que la coja. Yo lo evito en la medida de ello posible aunque no sé si hago bien.
    Gracias

    Miriam Sainz - 19 de agosto de 2021 reply

    Hola Noelia, te respondo en este segundo mensaje.

    Lo primero es que no solemos ser muy defensoras de coger a los perros en brazos. Sin embargo, en situaciones puntuales de miedo, sí que es conveniente. Pero fíjate que hablo de situaciones puntuales, no habituales. Al final, necesitas dar un apoyo a la perra y decirle «no pasa nada» de forma que lo entienda.

    Sin embargo no debes ponerla en esa situación. Lo ideal sería bucar un único lugar donde ir levándola, con posibilidad de volver a casa cuando lo necesite. Y repetir este lugar tantas veces como sea necesario hasta que finalmente se sienta cómoda ahí. Una vez lo esté, comenzar con otro único lugar, y así sucesivamente. Una perrita con miedos no debería estar continuamente en ambientes diferentes, sino afianzar uno para poder pasar a otro.

    Este trabajo deberías hacerlo sin gente. Primero aseguramos el lugar, y luego ese mismo lugar con alguien a quien ya haya conocido alguna vez, luego con personas nuevas. El proceso debe ser concienzudo para que pueda salir bien. Si avanzas más rápido de lo que la perra puede, tirarás por tierra mucho de tu trabajo ya realizado.

    Cuéntame cómo va el proceso.

  • NOELIA - 9 de agosto de 2021 reply

    Hola, mi compañera es un cruce de pinche y yorkshire, pesa dos kilos y medio, muy pequeña. Cuando salimos a otro lugar que no sea casa para dormir,ella busca un sitio lo mas seguro que ella encuentra y de ahí no se mueve,. No quiere salir si por ejemplo estamos en un campo,finca con personas desconocidas, hay otro perro muy amable, aunque ella no sale de su sitio que se ha adjudicado, no socializa ni disfruta. Sólo está bien en casa y en los sitios más habituales dónde paseamos!
    ¿Que puedo hacer para que no tenga tanto miedo a lugares nuevos o situaciones nuevas con sus iguales y personas?
    Muchas gracias

  • Iván - 4 de agosto de 2021 reply

    Hola, ¡gracias por los consejos!

    Desgraciadamente hace una semana volvió a darle un ataque de combulsiones (a causa posiblemente del primer ictus), así que le estamos dando un tratamiento para ello que las primeras semanas le dejan sedado. Como estaba sedado, ya no hacía lo de asustarse con estímulos-ruidos, pero ahora parece que se le está pasando el efecto y vuelve a hacerlo. Practicaré con lo de enseñarle siempre el mismo silbido para que se tranquilice, pero viviendo en Madrid centro es un poco estresante, porque hay mil ruidos, coches y estímulos, así que me tiraré todos los paseos silbando =)

  • Paola Casallas - 29 de julio de 2021 reply

    Hola, tengo un chihuahua súper adorable además de estar bastante consentido, hace poco con mi novio hemos empezado la tarea de sociabilizarlo tiene 4 meses y ha sido bastante complejo , cuando salimos de casa camina unos pasos y se sienta , luego con un pequeño tirón camina y empieza a oler , pero alguna persona intenta acercarse a acariciarlo el se esconde detrás mío y poco a poco sale pero estirando la pata y como ladrando ya sea a la persona que se quiere acercar o a otro perro, los ruidos más o menos los tolera , hace un par de días mi novio lo alzó para que lo acariciaran y se enojo y tiro a morder …eso nos dejó muy angustiados queremos que sea sociable y no un perro más de los que tanto estigmatizan por ser chihuahua…al igual rara vez hace en la calle , se aguanta para llegar a casa y hacer en el empapador…que debemos hacer ????

    Miriam Sainz - 19 de agosto de 2021 reply

    Hola Paola, gracias por tu mensaje..

    Es una pena porque vais muy tarde con la socialización. A los 4 meses ya debería haber tenido mucha socialización previa, porque si no, ocurren cosas como las que comentas.

    Por otro lado, que sea un perro pequeño no significa que le guste que le cojan. Posiblemente os dio señales antes de lanzanser a morder, pero no las vísteis o hicísteis caso, por lo que está aprendiendo que la forma de que le volváis a dejar en el suelo, es intentando morder o gruñiendo. ¡Cuidado! Mantenerse inmóvil, chuparse la naricilla, mirar de reojo, bostezar… son señales que posiblemente haga para mostrar que hay algo que no le gusta.

    En la calle dale tiempo, y no le obliguéis a andar. ¿Se para? Pues respetad su paseo y pararos con él. Es estupendo que quiera observar la calle. Cuando se sienta seguro, caminará sin problema (y será capaz de hacer sus necesidades en la calle), y también a personas (cuidado con cómo se acercan; debería ser tu chihuahua el que lleve la voz cantante) y a perros (perros tranquilos y equilibrados, preferiblemente de su edad).

    Ve contándome cómo continuáis con los paseos y sus inseguridades.

  • Joel - 24 de julio de 2021 reply

    Hola.
    Sucede que mi perro estaba encantado por dar paseos (es una cachorrita de 3 meses), pero un día paseando pasamos cerca de un basurero y en ese basusero había una gata con sus crías, entonces la gata correteó a mi perrita y desde ese día no ha querido salir a más de la puerta de mi casa. ¿Algún consejo para que vuelva a tener confianza y así poder sacarla a pasear?

    Miriam Sainz - 19 de agosto de 2021 reply

    Hola Joel, poco a poco.

    No vuelvas a llevarle por ese sitio hasta que no tenga mucha más confianza por otros lugares. Tal como cuentas, tu perrilla es muy sensible y necesitará tener muchas experiencias positivas para poder sentirse cómoda.

    Prueba con ella cosas que le gusten, como jugar con el mordedor o buscar comida en algún juguete. Hazlo cerca de la puerta de casa y solo cuando esté a gusto, y pasen un par de días, entonces avanza un poquito más. Si disfrutaba en la calle, poco a poco se acordará, aún es muy pequeñita.

    Cuéntame qué tal os va y cuáles son vuestros avances.

  • Iván - 22 de julio de 2021 reply

    Hola Miriam,
    A ver si puedes ayudarme, porque he buscado un montón de información pero no veo nada parecido a lo que le pasa a mi perro. Te pongo en contexto:
    Tiene 14 años, de raza caniche mediano-pequeño. Hace una semana le dio un ictus con derrame.
    Del ictus ya se está recuperando (aunque está muy apagado) y le están dando una medicación para promover el flujo sanguíneo en el cerebro. Aunque el motivo por el que escribía no es ese, sino por algo que ya le ocurre de antes, desde hace aproximadamente medio año.

    No ve bien de un ojo, y los últimos años notaba que a veces le costaba distinguirnos en la calle, como que no sabía dónde mirar cuando le llamábamos. El caso es que desde hace seis meses empezó a tener también una especie de fotofobia: cuando una sombra (o luz fuerte) pasa por su cara (por ejemplo, mi sombra), se asusta y le da un pequeño espasmo que le bloquea, hasta que unos segundos después ve que no pasa nada y sigue andando.
    Últimamente, además, ya ha empezado a hacerlo incluso aunque no haya un estímulo visual, sino auditivo: cuando por ejemplo pasa un coche cerca, pero hay una fila de coches aparcados entre medias (él no lo ve, pero lo oye y se asusta). E incluso unas pocas veces lo hace sin motivo aparente, como que cree que hay algo con lo que se va a chocar, pero no hay nada.

    ¿Hay alguna manera de ayudarle? ¿Cuál puede ser la causa? ¿Es algo neurológico además de una mala visión? Como le hicieron una resonancia hace una semana por lo del ictus, vieron que además tiene cierta demencia propia de la edad. Pero aun así me da mucha pena y es muy frustrante verle hacer eso constantemente cuando le sacamos, me gustaría saber si puedo hacer algo para hacer más llevadero el tiempo que le quede.

    Muchas gracias!!!

    Miriam Sainz - 24 de julio de 2021 reply

    Hola Iván, gracias por tu comentario.

    Con la edad y la pérdida de capacidades es frecuente que los perretes comiencen a sobresaltarse y tener miedo de cosas que antes eran habituales para ellos.

    Si fuera mi perrete, le llevaría a lugares tranquilos y que conozca previamente, donde evitar precisamente esos estímulos que no puede ver pero le asustan.

    Además, el hecho que puedas hacer algún ruido característico para avisarle, tanto de tu sombra (que eres tú) como de cosas a las que no debe tener miedo, creo que le sentará muy bien. Busca algún sonido que sea novedoso, y que hagas cuando estás tranquilo con él en el sofá, en su camita, etc.. Después de unos días haciéndolo en momentos tranquilos que pueda asociar con seguridad, hazlo cuando te vayas a acercar a él por el lado que no ve, cuando creas que puede asustarse de tu sombra, o cuando en estos sitios tranquilos, haya algún estímulo que pueda sorprenderle y asustarle. Es importante que hagas el sonido sabiendo que nada va a pasarle. Es decir, no lo hagas si tiene posibilidad de chocarse o caerse. Es un sonido que debe significar «estoy aquí y no debes tener miedo». Por eso es importante también hacerlo al inicio en momentos de calma, paz y seguridad.

    Puedes hacerlo también con contacto físico, simplemente poniendo la mano encima (o incluso hacer ambas cosas, por si no tienes posibilidad de tocarle en un momento dado).

    Cuéntame si os ha ayudado y cómo va el peque.

  • Johan - 8 de julio de 2021 reply

    Hola, hace unos días, empecé a sacar a pasear al perro de unos familiares como un favor, tiene 4 meses y un gran tamaño, sin embargo, hasta ahora el nunca había salido de su casa, la razón es que a sus dueños les ha dado pereza o no han tenido tiempo, debido a eso, él le tiene miedo incluso a perros más pequeños que él.
    Como no había salido nunca de casa, hace sus necesidades dentro de la misma, y a pesar de que pasó horas afuera con el, nunca hace fuera de ella
    Así que mi pregunta es, ¿Tienen algún consejo para que pierda el miedo al mundo exterior y pueda hacer sus necesidades fuera de su casa?

    Miriam Sainz - 24 de julio de 2021 reply

    Hola Johan.

    Paciencia, paciencia, paciencia y nada de obligaciones. Paseos cortos y frecuentes, sin estímulos que le puedan dar miedo al inicio. Intenta jugar aunque sea tranquilamente y comprueba si toma la comida fuera de casa, que será una señal de avance.

    Olvídate de momento de que no haga sus necesidades fuera, lo que tienes que conseguir es que pierda el miedo, porque lo otro vendrá después solo. Pasa con él tiempo también en la casa, que te tenga confianza. Juega, haz juegos de olfato también, que poco a poco podrás ir haciendo en la calle.

    Comprueba también si puede recibir perros en casa o si le cuesta much, porque uno o dos perros simpáticos y sin miedos, pueden ser también un apoyo importante a la hora de salir de casa y normalizar la situación.

    ¡Cuéntanos!

    Un saludo.

  • sofia - 27 de junio de 2021 reply

    hola, mi perro no tiene miedo a salir a la calle mas bien tiene miedo cuando se acercan personas en la calle, es imposible caminar en una zona con personas desconocidas. lo he paseado por lugares con menos gente y aun asi cada vez que ve a alguien desconocido se asusta ¿algun consejo?

    Miriam Sainz - 30 de junio de 2021 reply

    Hola Sofía, gracias por tu comentario.

    Mi consejo es que disminuyas aún más la cantidad de personas con las que se encuentra, y no solo eso, sino que aumentes la distancia que tiene con la persona que se va a cruzar. ¿Cuánta distancia? La suficiente como para que pueda coger algo de comida, jugar o simplemente despreocuparse. Además, con otras personas que no estuvieran en la calle, haría la misma operación.

    Cuando esto lo tengas, ofrece lo que más la guste (comida, juego…) cada vez que vea a una persona, y poco a poco podrás ir recortando distancias hasta poder tener una situación normalizada.
    Si ves que no terminas de conseguirlo, pide ayuda profesional para hacer una sesión presencial y limar el entrenamiento para que puedas conseguirlo.

    Un saludo.

  • Lucia - 1 de junio de 2021 reply

    Hola Miriam,
    Tengo un perro adoptado desde hace 1 año, tiene 8 años. Hasta ahora se portaba muy bien. Salíamos a la calle, paseaba y todo perfecto, pero desde hace unas semanas, salir a la calle es horrible. Se tumba y solo quiere volver a casa y si lo llevamos al campo, a sus sitios favoritos, no quiere ni bajar del coche.
    El veterinario le ha hecho pruebas pensando que quizás tuviese alguna dolencia pero está todo perfecto.
    Tenemos la sensación de que de repente tiene miedo a la calle y no sabemos que hacer. ¿Qué me aconsejas? Gracias!

    Miriam Sainz - 30 de junio de 2021 reply

    Hola Lucía, gracias por tu comentario.

    ¿Ha pasado algo con lo que puedas relacionar ese posible miedo? Que ni siquiera se sienta a gusto en lugares que previamente le gustaban mucho, es más raro.
    ¿Cambio de alimentación? ¿Algún cambio de rutinas suyas o familiares?
    ¿Qué tipo de perro es? Te pregunto esto pensando en que un perro grande de 8 años, puede que empiece a preerir la tranquilidad de casa que salir a correr o a investigar.
    Cuéntame un poco más y vamos a ver qué podemos sacar de ahí.

    Un saludo.

  • Ana Magdalena - 4 de mayo de 2021 reply

    Estaba probando usar la correa larga retráctil con Lenu para tener más libertad en sus paseos, pero en un momento donde me distraje a levantar la popó del piso en la calle, se me cayó el aparato de la correa y con el ruido y aparte el jalón que le dio por ser retráctil, Se echo a correr. Corrí por ella, y la encontré dentro de la jaula de perros, un lugar que diario vamos, seguramente lo asocio con un lugar seguro y conocido y ahí es donde la encontré.
    Eso fue el viernes y estos días tiene un carácter diferente, Siento que sigue asustada, con mucho miedo, y hasta siento que enojada.
    No quiere pasear, o no lo hace de forma feliz, no quiere oler, ni explorar, se jala para ya llegar a la casa, y de plano a veces se sienta y no quiere caminar, se ha estado haciendo pis dentro de la casa.
    Que hago?

    Miriam Sainz - 10 de mayo de 2021 reply

    Hola Ana, muchas gracias por tu mensaje.

    Lo primero es que tengas paciencia porque ha tenido una mala experiencia en la calle y parece que lo ha generalizado en su día a día a las salidas.

    Te diría para empezar que cambiases la correa. Esto por sí mismo no va a dar un cambio radical, pero puede a ayudar.

    Tendrás que ir de sensibilizando a la perra de la calle, y eso se hace sin obligarla a salir, manteniendo paseos cortos aunque frecuentes, donde no haya ruidos o estímulos que puedan generarle ansiedad o miedo.

    Manteniendo esta rutina poco a poco permanecerá más tiempo en la calle. Es complicado que me esta situación coma cuando está fuera de casa, pero si responde a la comida o al juego sería estupendo poder proponérselo en la calle, aunque fuera muy cerquita de la puerta de casa.

    La clave es tener paciencia y no forzar nada que ella no esté preparada para realizar.

  • Alejandra - 19 de abril de 2021 reply

    Hola adopte un perrita de aproximadamente 3 meses la chica que me la dio la había recogido de la calle hace poquito (junto a su mama y hermanito ambos están en transito porque aun no consiguen adoptantes) así que no conocemos su historia, el tema es que cada vez que queremos sacarla a pasear directamente no quiere caminar se sienta y no hay forma de moverla, no es por enfermedad porque en el fondo de mi casa no tiene problemas, probé con alzarla y llevarla hasta la esquina para luego volver con ella a casa y de esa forma si camina sin problema pero solo cuando sabe que volvemos a casa, si nos alejamos de ese camino vuelve a sentarse y no quiere caminar. La verdad es que no se que le pasa, algún consejo?

    Miriam Sainz - 21 de abril de 2021 reply

    Buenos días Alejandra.

    Es posible que se trate de inseguridad en la calle, o quizá falta de motivación.

    Prueba a salir con juguetes que le gusten, comida, y no la obligues nunca a andar. Los primeros días no se moverá, pero dadle tiempo para poder observar (que vea que no pasa nada malo).

    Poco a poco irá teniendo más confianza, hasta que comience a explorar.

    Los tres meses es una etapa crítica, pues sí no ha tenido contacto con la calle, con personas, con otros perros al margen de su madre y hermano, puede generarle miedo o desconfianza.

  • Cristina - 12 de abril de 2021 reply

    Hola, yo tengo una malinois de 3 años, que despues de una nevada, la mayoria de las veces no sale de la puerta de mi casa. Se pone el arnes superfeliz, pero es llegar a la puerta de mi casa y tensarse y no andar, llega hasta quitarse el arnes si intento tirar un poco de ella, o le intento dar chuches para que vaya caminando poco a poco y no soy capaz. A veces solo puedo sacarla si salimos mi madre y yo juntas, por separado somos incapaces.

    Miriam Sainz - 13 de abril de 2021 reply

    Hola Cristina, gracias por tu comentario.

    Necesitáis una motivación mayor para poder sacarla a la calle. Si es muy sensible al frío, quizá podéis valorar ponerle unos calcetines o zapatos para perros. Ni los perros en general ni la raza n particular son muy propensos a necesitarlos, pero es posible que le ayude.
    ¿Ha tenido alguna mala experiencia con la nieve?

  • Fiorella - 18 de marzo de 2021 reply

    Hola, mi cachorro, 3 meses. Llora, aúlla, gime cuando está en la calle más de 2mins Va caminando y haciendo todo el escándalo que la gente se asusta de escucharlo. Lo mismo cuando sube a un coche. El quiere salir pero una ves fuera, no para de aullar y lamentarse y querer salir corriendo quien sabe a donde. No es miedo a perros o personas, al contrario. Es muy amigable cuando los ve. Pero no se que hacer para parar sus llantos. Ya le he llevado premios, agua, y nada. Algun consejo?

    Miriam Sainz - 25 de marzo de 2021 reply

    Hola Fiorella.

    Buscaría esos llantos en el propio estrés que le genere salir a la calle, con tantos estímulos alrededor que además le agradan y que quiere conocer.

    Tendrás que hacer un trabajo de reducción de estrés al margen del momento del paseo, y por otro lado proporcionarle el acceso a aquellos estímulos que quiera conocer, controlando que la situación sea adecuada y después de cierto trabajo de autocontrol.

    Estimular su parte cognitiva con juguetes, olfato, adiestramiento y diferentes retos en su día a día, le ayudará sin duda en esta tarea.

    Un saludo.

  • Natalia - 3 de marzo de 2021 reply

    Hola! Soy de Argentina, tengo un perro salchicha mini que hoy cumple 11 meses. Llegué a tu blog buscando en internet motivos posibles por el cual mi perro le tiene tanto miedo a salir a la calle. Se desespera completamente, quiere volver a la puerta de mi casa y rehusa a caminar. Desde que es chiquito lo he sacado en brazos a la calle para que se empiece a acostumbrar a los ruidos. Apenas le di todas las vacunas lo empecé a sacar a plazas, parques… Hice de todo para que el perro se vaya acostumbrando a la calle. Hoy tiene 11 meses y no puedo lograr que le guste pasear, sino que por el contrario, le tiene terror. En cambio el pasto sí, el pasto le encanta, ama andar sobre el cesped, pero lo que es asfalto no. Y la realidad es que cerca de mi casa no tengo parque, no tengo el tiempo lamentablemente de movilizarme siempre hacia un parque. A su vez, todo el entorno me pone nerviosa, porque dicen que es que yo no lo saco, y no es así, dejé de hacerlo cuando vi que la pasaba tan mal. Ahora retomé, pero siento que le estoy metiendo mucha presión para que aprenda y es peor. No sé qué hacer, ayuda por favor.

    Miriam Sainz - 8 de marzo de 2021 reply

    Hola Natalia.

    Cuando las cosas comienzan a complicarse, siempre les digo que busques ayuda profesional que pueda daros una guía.

    un perro que tiene mucho miedo a salir a la calle es mejor que haga salidas cortas y frecuentes. Procura que los recorridos sean siempre muy similares hasta que veas que puede salir sin problemas para poder empezar a incluirle calles nuevas paulatinamente.

    Trabaja muchos ejercicios de olfato y haz entrenamiento sencillo y muy reforzante para que pueda coger confianza y autoestima en sí mismo.

    Vigila mucho el manejo que haces de la correa, que no debería ser restrictivo.

    Y por supuesto, siempre que puedas, llévale a campo abierto para que pueda relajarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.